NBA viernes 09 de enero de 2015

28 triunfos de Trail Blazers y los Knicks acentúan su crisis

El dominio de los equipos de la Conferencia Oeste continúo una jornada más dentro de la NBA con los triunfos que lograron los Trail Blazers de Portland y los Rockets de Houston ante los Heat de Miami y los Knicks de Nueva York, respectivamente.

El poder del ala-pívot LaMarcus Aldridge fue la clave que abrió el camino del triunfo logrado por los Trail Blazers que se impusieron 99-83 a los devaluados Heat.

Aldridge aportó un doble-doble de 24 puntos, incluidos 10 en el tercer periodo, y 12 rebotes que lo dejaron al frente del ataque de los Trail Blazers (28-8), que lograron la segunda victoria consecutiva e incrementan hasta 11 juegos la ventaja que tienen como líderes de la División Noroeste.

El escolta Wesley Matthews llegó a los 18 puntos, mientras que el base Damian Lillard anotó 16 y el pívot Chris Kaman, que salió de titular se quedó a las puertas de un doble-doble al encestar 10 tantos, capturó nueve rebotes y puso dos tapones.

El alero español Víctor Claver jugó cinco minutos como reserva y se fue en blanco al no hacer ningún tiro a canasta, aunque capturó dos rebotes defensivos.

Los Trail Blazers, que rompieron el partido a su favor en el tercer periodo con un parcial de 33-16, empataron con los Warriors de Golden State como el equipo con más triunfos de la NBA en lo que va de temporada.

El escolta Dwyane Wade con 23 puntos fue el líder del ataque de los Heat (15-21), que perdieron el séptimo partido de los últimos 10 que han disputado.

El pívot Chris Bosh llegó a los 18 puntos y el reserva Hassan Whiteside fue el sexto jugador de los Heat al conseguir 10 puntos, ocho rebotes -todos defensivos-, y puso cuatro tapones que lo dejaron como el mejor del equipo de Miami en las acciones dentro de la pintura.

La humillación histórica no cesa dentro de la organización de los Knicks al perder el decimocuarto partido consecutivo tras caer derrotados en su campo del Madison Square Garden por 96-120 ante los Rockets, que tuvieron al escolta James Harden líder encestador (25 puntos).

Harden anotó 8 de 17 tiros de campo, incluidos 3 de 7 triples, y 6-6 desde la línea de personal, además de repartir nueve asistencias, capturó cuatro rebotes y recuperó tres balones, que lo dejaron al frente de una lista de siete jugadores de los Rockets, incluidos los cinco titulares, que tuvieron números de dos dígitos.

Aunque el escolta estrella de los Rockets, líder encestador de la NBA, no superó la barrera del promedio de 26,8 puntos que posee, en parte no lo hizo porque estuvo sentado todo el cuarto periodo en el banquillo después que el equipo de Houston tenía decidido el partido al concluir el tercero con una ventaja de 24 tantos.

Junto a Harden, el alero de origen dominicano Trevor Ariza logró 18 puntos, mientras que el base Patrick Beverley y el escolta reserva Jason Terry llegaron a los 14 tantos cada uno.

El pívot Dwight Howard siguió con su dominio bajo los aros y aunque sólo jugó 24 minutos, no salió en el cuarto periodo al estar el partido sentenciado al concluir el tercero, aportó un doble-doble de 13 tantos, 10 rebotes, recuperó dos balones y puso un tapón.

Los Rockets (25-11), que consiguieron el segundo triunfo consecutivo, cuarto en los últimos ocho que han disputado, se mantienen terceros en la División Suroeste a sólo medio juego de los Mavericks de Dallas (26-11), que tuvieron jornada de descanso.

Los Knicks (5-34) volvieron a perder en su campo del Madison Square Garden (3-16), donde de nuevo los seguidores abandonaron las gradas antes que concluyese el partido y volvieron a pedir el despido del entrenador novato Derek Fisher.

Además la humillación de los Knicks fue completa porque ninguno de sus titulares, incluido el base español José Manuel Calderón y el argentino Pablo Prigioni, tuvieron presencia en el juego ofensivo.
Especialmente Calderón, que en los 21 minutos que jugó, se fue en blanco al fallar los cinco tiros que hizo a canasta, incluidos dos intentos de triple, y no fue a la línea de personal.

El base de Villanueva de la Serena, que está inmerso al igual que el resto de los jugadores de los Knicks en una crisis de rendimiento y confianza, cumplió en la dirección del ataque al repartir cuatro asistencias, capturó cuatro rebotes y perdió dos balones.

El escolta Gerald Henderson se encargó de liderar el ataque balanceado de los Hornets de Charlotte que llegaron al Air Canada Centre, de Toronto, y sorprendieron al equipo local de los Raptors al ganarlos por 95-103.

Henderson brilló con 31 puntos, su mejor marca de la temporada, cinco rebotes y tres asistencias que le permitieron encabezar una lista de cuatro jugadores titulares que tuvieron números de dos dígitos y ayudaron a los Hornets (14-24) a conseguir el cuarto triunfo consecutivo, mejor racha ganadora de la temporada.

El base Kyle Lowry volvió a ser el líder del ataque de los Raptors (24-11), pero su aportación de 24 puntos, siete rebotes y siete asistencias, no impidieron lo que fue la cuarta derrota consecutiva del equipo de Toronto, peor de la temporada.EFE
ETIQUETAS

¿Qué te pareció la noticia?
0