NBA miércoles 24 de mayo de 2017

3-1: Un estelar Irving devuelve el brillo a los Cavs

VIDEO Y ANÁLISIS. Los Celtics volvían a pisar el Quicken Loans Arena de Cleveland, Ohio, con el objetivo de golpear por segunda vez a los Cavaliers y quedarse así con el cuarto juego de las finales de la Conferencia Este, pero una ráfaga de luz llamada Kyrie Irving destellaría en el tercer cuarto para devolver el resplandor a los Cavs y quedarse con la victoria por 112 a 99.

Por Juan Pintos Sumi - @elbuenJuane

Un buen comienzo del equipo de Boston instalaba el nerviosismo de las 20.562 personas presentes al mismo tiempo que prendía la alerta roja en todo el equipo de Cleveland.

Luego de la primera mitad de juego parecía que la oscuridad de la noche abrazaría con una pesadilla a toda la ciudad y no la dejaría dormir. Sin embargo, un estelar Kyrie Irving se encendería para devolver el brillo a los Cavaliers.  

Con el 3-1 a favor, todo Cleveland vuelve a soñar. El quinto juego se traslada a Boston, donde los Celtics tendrán en sus manos su permanencia en los Playoffs o el pasaje a las terceras finales consecutiva de los Cavaliers.
      Embed

EL PRIMER GOLPE FUE DE LOS CELTICS
El marcador rompió el 0 a 0 con una asistencia de Kyrie Irving y un triple de Kevin Love, del otro lado Horford, Bradley y Olynyk fallaban sus primeros intentos de triple. En ese momento el juego se encontraba 5 a 0 a favor de los Cavs, fue entonces cuando Olynyk abriría el marcador visitante y despertaría a los Celtics con un run de 11-0, con anotaciones de Bradley y Horford, un triple de Crowder y una volcada de Bradley.

Los Celtics hacían un buen trabajo en defensa y los dirigidos por Tyronn Lue no encontraban la receta para anotar con comodidad, mientras que del lado verde, Jae Crowder convertiría en el primer cuarto 11 puntos sin fallos. Boston terminaría con una ventaja de 29 a 19, la mayor diferencia a favor de los Celtics en lo que va de la serie.

Con un LeBron minimizado, errático y ausente los Cavaliers no encontraban su eje y no conseguían desequilibrar el partido. Los Celtics cumpliendo un primer parcial de juego completo, tanto en la ofensiva como en la defensiva, dejaron el claro mensaje de ser un equipo que trasciende más allá de la figura de Isaiah Thomas.

FALTA LEBRON, CON PROBLEMAS DE FALTAS
      Embed
Foto: EFE

El segundo cuarto comenzaría con una penetración y volcada de Jerebko, posteriormente en el siguiente ataque LeBron James cometería una falta ofensiva, su segunda personal de la noche. Los Cavaliers más que nunca sentían la necesidad intrínseca de contar con la mejor versión de su máxima estrella, quien hasta ese momento participaba del encuentro modestamente.

En el momento que James tomaba protagonismo, el rumbo y la velocidad necesaria para el despegue, cometería una falta en defensa de Marcus Smart quien intentaba un triple, posteriormente a mediados del segundo cuarto LeBron forzaría su descanso al banquillo antes de tiempo tras estar condicionado por problemas de faltas al cometer su cuarta personal durante una jugada ofensiva.

Los Celtics aprovecharían el bajón anímico de los Cavs y extenderían la diferencia a 16 –la máxima diferencia del partido–. A pesar de la falta de LeBron los Cavs no se rendían y combatían como podían. Pronto, Kyrie Irving asumiría el cargo vacante y cargaría a sus Cavaliers al hombro tras la ausencia de su líder, pero sin poder reducir sustancialmente la diferencia y desventaja de su equipo.

El entretiempo terminaba con los Celtics arriba 57 a 47 y la incertidumbre se adueñaba del ambiente.

EL DESTELLO DE KYRIE IRVING
      Embed
Foto: EFE

Con LeBron opacado y con el resultado adverso algo olía mal en Cleveland, la noche parecía perder su brillo y el recuerdo del último partido invadía y aplacaba las esperanzas en el Quikens Loans Arena, lo que al comienzo en Boston parecía una categórica barrida finalmente daba la sensación de dar una vuelta de 360 grados. El pánico se apoderaba de todo Cleveland hasta qué... desde los cielos apareció la luz.

Una ráfaga con camisilla #2 encandiló a toda la defensa de los Celtics; el estelar Kyrie Irving con dolor de tobillo incluido demostró de qué está hecho y convirtió 21 de 43 puntos en el tercer cuarto –dos puntos menos que todo el equipo de Boston– para reducir la ventaja de su equipo a la mínima y cambiar el marcador a favor de los suyos. Para el final del tercer cuarto los Cavaliers pasarían a ganar 87 a 80.

Con los Cavaliers agrandados los Celtics se veían diminutos en la cancha. Para entonces, LeBron volvía a ser el mismo líder del invicto 10-0 y convertiría 15 de sus 34 puntos en el último cuarto.

El experimentado y atlético jugador franquicia de los Cavs reaparecía para reinar los últimos 12 minutos de juego, donde terminaron sacando una diferencia final de 13 puntos ante unos inseguros e imprecisos Celtics de la segunda mitad.

Tan fuerte fue el destello de la magia de Kyrie Irving que nadie percibió los números finales de James.

EL BIG 3 DEL ESTE
93 puntos, 25 rebotes y 15 asistencias sumaron en combinación LeBron James, Kyrie Irving y Kevin Love.
      Embed

No existen palabras para describir la garra y el corazón del juego del base de Cleveland; Kyrie Irving nuevamente demostró ser el salvavidas, el fusible, el as bajo la manga, el factor X de los Cavaliers que con un juego estelar nuevamente deslumbró salvando la noche y alcanzando la mayor cantidad de anotaciones de su carrera en Playoffs.

Kevin Love –el tercer pilar fundamental– fue el héroe anónimo, de buen trabajo secundario, sin brillar ofensivamente como en noches anteriores pero dominante en el juego defensivo aportó consistencia en la pintura y una cantidad de rebotes difícilmente igualables, récord en su carrera dentro de los Playoffs con 2 rebotes ofensivos y 15 defensivos.

Esta versión de LeBron, Love e Irving es la única que sería capaz de vencer a los invictos Golden State Warriors el jueves 1 de junio, fecha en la que por primera vez en la historia de la NBA dos equipos jugaran 3 finales consecutivas, para defender el campeonato.

Los vigentes campeones solo deben ganar un partido más a los Celtics, ¿Lo lograrán?