NBA viernes 12 de mayo de 2017

Apabullantes Spurs aplastan a nefastos Rockets

VIDEO. ¡Tickets para las Finales del Oeste por favor! Los Spurs sacan visa pisoteando a los Rockets y se llevan todos los pasajes para volar desde Houston a Golden State y disputar una de las finales del oeste más esperadas y merecidas de los últimos años. El duelo definitivo entre una dinastía latente y una dinastía en proceso de construcción. Sin contar con Tony Parker y Kawhi Leonard, con una exhibición de basketball, los Spurs arrasan y humillan a los Rockets en su propia casa, ganando por 114 a 75, la diferencia más amplia de lo que va en los Playoffs 2017.

Por Juan Pintos Sumi - @elbuenJuane

Los San Antonio Spurs adelantan las vacaciones de los Houston Rockets y tendrán trabajo duro a partir del próximo domingo, donde enfrentarán a los villanos de la bahía de San Francisco ¿Y ahora quién podrá defenderlos?

NO PARKER, NO LEONARD, NO PROBLEM
Sin la visión del veterano base Tony Parker y sin Kawhi Leonard en la ofensiva y defensiva, así se presentaba el equipo visitante de Texas para enfrentar a un equipo de Houston al que no le quedaban más opciones sobre la mesa salvo ganar.  

Desde un principio los visitantes no abarajaron las cartas y no dieron oportunidad al azar, los locales no tuvieron opciones ante la buena exposición de baloncesto de los Spurs, tanto en la defensiva como en la ofensiva. Los Rockets solo tuvieron la ventaja en el marcador durante los primeros minutos de juego (5 a 4). En lo que restó del partido la desventaja fue creciendo en la medida que se consumía el tiempo.

EL DESASTRE DE LA NOCHE COMENZÓ TEMPRANO
El juego se fragmentaba con rachas, al pasar los primeros cinco minutos del inicio del partido los Spurs dominaban el juego por 7 puntos, pasando dos minutos los Rockets volvían a igualar el marcador (14 a 14) pero los Spurs responderían ampliando nuevamente la ventaja a 7 a falta de poco menos de 4' del cierre del primer cuarto, que finalmente terminaría 31 a 24 a favor de los visitantes. A partir de ahí la ventaja solo aumentaría y comenzaría la noche catastrófica de Houston.

Con un partido impresionante, Simmons reemplazaba eficientemente a Leonard, frenando a James Harden y aportando en el otro sector de la cancha. La defensa texana trabajaba consistentemente y bloqueaba el acceso más eficientemente que migraciones en la frontera, tanto fue así que a falta de 6:31 para el cierre de la primera mitad los Spurs lograrían una amplia ventaja de 21 puntos. Ambos equipos fueron a vestuarios con el marcador 61-42. Los Rockets caían en un precipicio que parecía no tener fondo.
      Embed

CRÓNICA DE UNA MUERTE ANUNCIADA
Al comenzar el tercer cuarto los Rockets aún manejaban la lejana posibilidad de remontar y seguir con vida. En los minutos iniciales parecía que el juego se iba a desarrollar de manera igualada, pero más temprano que tarde los Spurs volvían a machacar a la defensa de Houston y pasando poco menos de tres minutos de juego el marcador se extendía a 69 a 43. James Harden seguía haciendo un partido bochornoso, con temor y poca convicción, sin lugar a dudas su peor presentación en los Playoffs.

En el último cuarto del partido –de la temporada de los Rockets– no se escribió una historia distinta a las páginas anteriores, la diferencia ascendía a más de 30 puntos, los Spurs seguían ejerciendo supremacía y los locales ya habían tirado la toalla.

Solo por compromiso el partido se dejó llevar hasta el final, donde los minutos fueron completados por jugadores secundarios que hasta ese momento habían tenido nula participación en los Playoffs, como el caso de Davis Bertans, Bryn Forbes y Davis Bertans.

GAME OVER: LA HORDA ZOMBIE DE HOUSTON
James Harden no tuvo liderazgo y no supo hacerse cargo de su equipo cuando más lo necesitaba, no dio la cara y deambuló como un muerto vivo en un partido donde nunca demostró ganas de ganar. Terminó su tétrica noche con 2 de 11 (18% TC y 6 pérdidas de balón).
      Embed

Finalmente la temporada para los Rockets había muerto de la peor manera, con patéticos 28,6% de efectividad en tiros de campo, 22 aciertos en 77 intentos. Clint Capela tuvo 3 aciertos de 11, Eric Gordon 2 de 9, Trevor Ariza 2 de 6 y Ryan Anderson 0 de 6.

Por parte de los Spurs los responsables de tan cruel asesinato fueron seis jugadores que terminaron la noche con doble dígitos: Aldrige con un bestial doble-doble de 34 puntos y 12 rebotes. Simmons 18 puntos y 4 asistencias. Mills 14 puntos y 7 asistencias. Gasol con partido completo de 10 puntos, 11 rebotes, 6 asistencias y 3 tapones. Green 10 puntos, 2 robos y 2 tapones y Murray cubriendo dignamente a Leonard con 11 puntos, 10 rebotes, 5 asistencias y 2 robos.

POPOVICH, EL VERDUGO DE D'ANTONI
      Embed
Foto: EFE

Los Rockets no pudieron evitar la paliza y fueron superados ampliamente por el brillante entramado táctico del cerebro de San Antonio. Los Spurs jugarán las finales del Oeste por décima vez en 20 temporadas completas de Gregg Popovich como entrenador.

Gregg eliminó a Mike D'Antoni por quinta vez, condenándole al actual entrenador de los Rockets a quedarse fuera de la lucha por el campeonato una vez más. D'Antoni ha entrenado a los Phoenix Suns, Los Ángeles Lakers y a los Rockets, ha sabido llevar a sus equipos a los Playoffs en siete oportunidades, de los cuales en cinco ocasiones fueron obligados por el equipo de San Antonio Spurs a adelantar sus vacaciones antes de las finales.

El viejo lobo Popovich ha ganado la batalla táctica por quinta vez consecutiva, y entre él y D'Antoni el primero lleva una ventaja de 20 – 6 en el balance total de los Playoffs, igualando  el récord de más victorias de un entrenador sobre otro. El otro dueño del récord es el mítico Phil Jackson, quien lleva la misma racha sobre el histórico entrenador de los Utah Jazz Jerry Sloan. Phil ganó cinco eliminatorias, dos veces dirigiendo a los Bulls en las finales de 1997 y 1998 y tres con los Lakers (2008, 2009 y 2010).