Copa Sudamericana jueves 27 de octubre de 2016

Atlético Nacional, "mimado" del arbitraje en el Girardot

VIDEO. ¿Coincidencia o realidad oscura? Los árbitros fueron muy condescendientes a las pretensiones del Atlético Nacional cuando el equipo colombiano se presenta en el Atanasio Girardot. Mirá este repaso.  

Presentarse en el estadio Atanasio Girardot frente al Atlético Nacional puede acarrear una serie de complicaciones imprevistas por los beneficios arbitrales que recibe el conjunto verdolaga cuando éste juega en su escenario de Medellín.

El decorado, el clima y la calidad de la plantilla a veces no son suficientes para quedarse con el "triunfo limpio" ya que los fallos le favorecen desde hace un buen tiempo. En la pasada Copa Libertadores, sus encuentros estuvieron en el ojo del huracán.

El arbitraje más recordado es el de José Argote. Lo que se encaminaba hacia otra épica de Huracán, el juego acabó en una batalla campal. El juez venezolano cobró un penal y luego sacó la roja a Mancinelli por un codazo a Berrío que nunca impactó en su rostro.  

Las polémicas se sucedieron ante Rosario Central de Argentina y el Sao Paulo de Brasil. En la final, que ganó frente a Independiente del Valle del portero paraguayo Librado Azcona, el árbitro Néstor Pitana no pitó un penal a favor del elenco ecuatoriano.
      Embed
En la presente Copa Sudamericana también se produjeron fallos decisivos como en el encuentro ante el Bolívar. El cuadro boliviano necesitaba el gol para forzar los penales, una cuestión que pudo suceder si el árbitro Roddy Zambrazo cobraba un penal de Daniel Bocanegra.
      Embed
Anoche, frente al Coritiba, el desempeño de Víctor Carillo tampoco pasó desapercibido. El peruano decretó la suerte del equipo de Paulo César Carpegiani al cobrar un penal inexistente y que dio pie a la sentencia de la serie de parte de su goleador Miguel Ángel Borja, autor de los tres goles del compromiso.

      Embed

Estas son las manchas que dañan la victoria del Atlético Nacional, que no necesita de ninguna ayuda, por el calibre de su plantel. El club colombiano es el próximo rival de Cerro Porteño, en las semifinales de la Sudamericana, y esperemos que la labor arbitral pase inadvertida.

¿Qué te pareció la noticia?
0