Fútbol Internacional martes 20 de marzo de 2018

Brasil se entrena en Moscú para el juego frente a Rusia

La selección de Brasil se entrenó este martes en Moscú con todos los jugadores convocados, con la excepción de Alex Sandro (Juventus), que sufrió una lesión muscular y ha tenido que ser sustituido por Ismaily (Shakhtar).

Tras una primera jornada en la que el técnico de la canarinha, Adenor Leonardo Bachi 'Tite', sólo tuvo a su disposición a nueve futbolistas, este martes contó con todos los internacionales que llamó para los amistosos ante Rusia y Alemania.

Entre los futbolistas que saltaron al estadio del Spartak Moscú, figuraban los madridistas Marcelo y Casemiro, y los barcelonistas Coutinho y Paulinho.

Los brasileños están de suerte, ya que justo este martes las temperaturas en Moscú aumentaron y, por vez primera en todo el año, rondan los cero grados, aunque por las tardes las temperaturas suelen bajar.

Casemiro, que compareció en rueda de prensa junto a Douglas Costa, admitió que la baja de Neymar sería un revés para cualquier equipo.

"Pero nuestro grupo de ataque es suficientemente fuerte para jugar incluso sin él. El partido del viernes es una inmejorable oportunidad de jugar en el país del anfitrión del Mundial", señaló.

A su vez, comentó que los favoritos para ganar el Mundial, además de Brasil, son España, Argentina, Alemania y Bélgica.

"Pero en el fútbol eso no es siempre el factor decisivo. Pueden ocurrir sorpresas en cada partido. Yo he mencionado a los equipos más fuertes, pero favoritos no hay. Los nombres en las camisetas no ganan títulos, hay que demostrarlo en el campo", dijo.

Según la Confederación Brasileña, Sandro fue examinado por el médico de la selección, Rodrigo Lasmar, quien concluyó que el jugador no puede recuperarse a tiempo para los amistosos del equipo nacional.

Curiosamente, Sandro había sido convocado por Tite después de que el lateral izquierdo del Atlético de Madrid, Filipe Luis, también se lesionara en Moscú, en partido de Liga Europa ante el Lokomotiv Moscú, donde se rompió el peroné de su pierna buena.

Brasil se enfrentará el viernes al equipo anfitrión del Mundial en el estadio Luzhnikí, escenario del partido inaugural del torneo el próximo 14 de junio y de la gran final el 15 de julio.

Posteriormente, los brasileños viajarán a Alemania a jugar el martes contra la campeona mundial, en el primer duelo entre ambos desde el famoso 7-1 de las semifinales del Mundial de 2014, la mayor humillación de la historia de la "Verdeamarela".

El coordinador técnico de la Federación Brasileña de Fútbol, Edu Gaspar, adelantó ayer en la capital rusa que Brasil jugará dos amistosos antes del Mundial: el 3 de junio ante Croacia y el 10 de junio contra Austria.

Brasil debutará en el Mundial de Rusia el 17 de junio ante Suiza en Rostov del Don.EFE


¿Qué te pareció la noticia?
0