Olimpia martes 07 de febrero de 2017

Brian y Mouche devuelven la estabilidad emocional a Olimpia

El argentino Pablo Mouche y el paraguayo Brian Montenegro, refuerzos de quilate que se subieron casi en el último andén de la embarcación franjeada, aparecieron en el momento justo para dar nuevos bríos al ataque de Olimpia y alzar la cota moral de cara al decisivo juego por Copa Libertadores.  

Olimpia se juega el jueves la temporada entera frente al Independiente del Valle en el marco de la segunda fase de la Copa Libertadores de América (20:45). El Decano deberá remontar un 0-1 en contra para no quedar desamparado de forma tempranera de los ingresos económicos más jugosos y a su vez frustrar la máxima ambición deportiva.

Después de las pruebas fallidas en la serie de amistosos, y el tropiezo en el estreno internacional en Salgolquí, el equipo de Pablo Repetto reforzó la moral ante el Sportivo Trinidense. El nuevo inquilino en la Primera División jugó sin complejos, pero la falta de jerarquía terminó pasando la factura para ceder el resultado (3-0).  
      Embed
Los goles y la victoria cayeron en el momento oportuno para aplacar el malestar de la afición, que mira con recelo la gestión del entrenador uruguayo al mando de un transatlántico renovado. Las apariciones de Pablo Mouche y Brian Montenegro fueron fundamentales para romper la estadística y agregar la dosis de confianza para el jueves.
      Embed
La nueva dupla, los últimos en ser oficializados en Para Uno, forzó el desequilibrio con lo que ya no se vio la dependencia casi absoluta de Julián Benítez. Principalmente el argentino, que se desenvolvió en todo el frente de ataque, puede ser un componente esencial de ese tridente.

La buena versión de ambos los posiciona en la vanguardia del equipo. El Decano necesita garantizar la contundencia para sortear un rival con ventaja, que seguro ralentizará todo en el Defensores del Chaco y procurará cocinar el partido a fuego lento para provocar grietas en la paciencia de los jugadores.

La dificultad será mayor si el elenco ecuatoriano aprovecha las flaquezas del sector defensivo. La última línea aún es incorregible, porque en la mentirosa goleada de ayer lunes, el portero Librado Azcona se convirtió en seguro de vida y elevó su protagonismo a la altura de los nuevos goleadores.

¿Qué te pareció la noticia?
0