Fútbol Internacional miércoles 07 de enero de 2015

Cerci reconoce su culpa en el fracaso con el Atlético

El centrocampista italiano Alessio Cerci, que jugará cedido en el Milan hasta el 30 de junio de 2016 en la operación de intercambio con Fernando Torres al Atlético de Madrid, reconoció este miércoles su culpa por el fracaso con el equipo rojiblanco.

"Cuando las cosas van mal, no es culpa del entrenador, sino del jugador", afirmó Cerci en la rueda de prensa de su presentación oficial como jugador milanés, al tiempo que afirmó que "en todo momento" se puso "a disposición del técnico", Diego Simeone.

"Cuando llegué a Madrid no estaba en excelentes condiciones físicas. He intentado ponerme en forma lo más rápidamente posible incluso proponiéndome para entrenar aparte. Pero si un equipo vence con su once titular, es difícil hacerse un hueco. La culpa ha sido mía, porque lo he intentado pero no he tenido éxito", agregó.

El italiano jugó ya bajo las órdenes de Filippo Inzaghi en el partido que enfrentó el martes al equipo milanés, séptimo en la clasificación de la Serie A de la Liga italiana con 25, contra el Sassuolo, décimo con 23.

El encuentro se saldó con la victoria del Sassuolo por 1-2 en campo del Milan, una derrota a la que restó importancia Cerci, pues destacó que "no es momento de mirar al pasado", sino que "el equipo debe saber reaccionar, mirar hacia delante y centrarse" en el próximo choque que será contra el Torino.

El club que preside el ex primer ministro italiano Silvio Berlusconi no está realizando una buena temporada, aunque no renuncia al tercer puesto para asegurarse el pase a la Liga de Campeones, según reconoció el italiano.

"Es cierto que tenemos que trabajar más. Veremos que ocurre al final, pero no debemos tener miedo porque tenemos grandes jugadores", reconoció.

Finalmente, Cerci dedicó unas palabras a Inzaghi, quien ha demostrado en varias ocasiones su voluntad de tener al romano en su plantilla.

"Sé que el entrenador me esperaba desde hace tiempo, para mí es un honor estar aquí, es un gran orgullo. Es un entrenador que va a sacar lo mejor de mí porque sabe como tratarme. Lo importante es que me haga trabajar, porque necesito trabajar para rendir al máximo", concluyó. EFE



¿Qué te pareció la noticia?
0