Copa Sudamericana jueves 24 de noviembre de 2016

Cerro arañó la final, pero no pudo y se despidió con la frente en alto

El Ciclón dejó el alma en Medellín pero no logró el objetivo. Cerro hizo un partido inteligente, pero le faltó el gol y empató 0-0 ante Atlético Nacional, quedándose eliminado de la Copa Sudamericana 2016. El pueblo aplaude a estos guerreros que se despiden con la frente en alto.

El sueño estaba cerca, más cerca que nunca, pero volvió a quedar postergado. Cerro Porteño se plantó en Medellín y por momentos fue superior al Atlético Nacional, pero no pudo convertir el gol que necesitaba y empató 0-0, resultado que lo dejó eliminado de la Copa Sudamericana 2016.

Pero el extraordinario partido realizado por los guerreros azulgranas quedará en el olvida, ya que el objetivo no se logró. Cerro quedó a las puertas de su primera final internacional. Este grupo de jugadores, con Gustavo Florentín a la cabeza, hizo un gran torneo y se fue con la frente en alto.

EL PARTIDO. Rozando la perfección, acariciando lo sublime, así fue el primer tiempo de Cerro Porteño en Medellín. El equipo de Gustavo Florentín planteó un inteligente partido, presionando bien arriba, sacándole la pelota y cortando el circuito de juego al conjunto rival, que poco pudo hacer.

El Atlético Nacional se sintió muy incómodo desde el primer minuto. Marcelo Estigarribia, por izquierda, Guillermo Beltrán, en el medio y Cecilio Domínguez, por derecha, realizaron una presión alta y no dejaron que el conjunto verdolaga salga jugando por abajo, como más le gusta.

El conjunto de Florentín le sacó el protagonismo a un Nacional que por momentos apostó a las pelotas largas. La primera situación clara llegó a los 26', cuando tras una extraordinaria corrida por izquierda y un centro rasante de Marcelo Estigarribia, Cecilio Domínguez se metió por el medio y no pudo conectar bien ante el cierre de un defensor.

Minutos después, el Ciclón volvió a tener una chance clara, esta vez por intermedio de Silvio Torales, que tras un tiro de esquina desde la derecha, conectó de cabeza y su remate se perdió a un metro del palo derecho de Franco Armani.

En los últimos 10 minutos creció algo Nacional, pero sin llevar mucho peligro al arco azulgrana. La situación más importante se dio a los 34', cuando tras un gran pase en profundización de Macnelly Torres, Orlando Berrío hizo la diagonal y trató de eludir a Antony Silva, pero el portero azulgrana controló con lo justo la pelota. La primera mitad se fue con la paridad sin goles.

En la complementaria, los primeros minutos fueron nuevamente controlados por Cerro. El cuadro verde paisa no podía desplegar el fútbol que acostumbra.

A los 49', Cerro volvió a tener una situación clara, esta vez en los pies de Marcelo Estigarribia, quien tras una peinada de Guillermo Beltrán, dominó la pelota y sacó un potente zurdazo que pasó a un metro del palo derecho de Armani.

Gustavo Florentín comenzó a mover las piezas. Metió a Jorge Rojas por Silvio Torales y a Pablo Velázquez por Marcelo Estigarribia, arriesgando en búsqueda del gol que lo deposite en la final.

Cerro siguió buscando y sobre 64' tuvo una inmejorable ocasión, cuando tras un buen pase de Cecilio Domínguez, Guillermo Beltrán se metió al área solo y, mano a mano con el arquero, sacó un tremendo remate que Armani desvió con lo justo. Atajadón del portero verdolaga.

Cuatro minutos después, el elenco de Florentín volvió a tener la posibilidad de abrir el marcador, ahora a través del capitán Rodrigo Rojas, quien dominó la pelota, la trasladó unos metros y desenfundó un gran remate que el portero rival controló en dos tiempos.

Los minutos pasaban, Cerro creaba situaciones claras, pero no podía convertir. Josué Colmán fue el último cambio por Raúl Cáceres, buscando la heroica.

Pero Nacional, en los últimos 10 minutos, enfrió el partido y lo aguantó. Cerro luchó hasta el final, pero no pudo y finalmente quedó eliminado de la Copa Sudamericana 2016.

Sueño roto. Desilusión. Cerro quedó a las puertas de su primera final internacional, pero dejando el alma y retirándose con la frente en alto.