Copa Sudamericana martes 01 de noviembre de 2016

Cerro deja escapar el triunfo y ahora buscará la hazaña en Medellín

El Ciclón ganaba 1-0 y su pueblo lo gozaba, pero sobre el final, una desgracia de Álvaro Pereira significó el empate del Atlético Nacional. Fue empate 1-1 por la ida de las semifinales de la Copa Sudamericana. El Ciclón ahora tendrá que buscar la hazaña en Medellín en tres semanas.

Cerro Porteño no pudo de local y empató este martes 1-1 ante el Atlético Nacional de Colombia en el estadio Defensores del Chaco en duelo de ida de las semifinales de la Copa Sudamericana 2016.

El Ciclón ganaba 1-0 con un golazo de penal del Loco Cecilio Domínguez y parecía que el partido no sería complicado ya que al inicio del complemento, el rival se quedó con 10 jugadores por expulsión de su máxima figura, Miguel Borja.

Sin embargo, la historia cambió sobre el final, cuando Álvaro Pereira marcó un gol en contra y puso el empate 1-1. Baldazo de agua fría. El Ciclón ahora tendrá que buscar la hazaña en Medellín el próximo 24 de septiembre. Será difícil, pero nada está dicho.

EL PARTIDO. Complicadísimo, pero con un final de locura, así fue el primer tiempo de Cerro ante el cuadro verdolaga en Sajonia. El Ciclón estuvo muy impreciso y nunca se pudo acomodar en la cancha ante un Atlético que dominó la pelota y por momentos jugó a placer.

Los primeros minutos fueron controlados por Nacional, que hizo circular la pelota y trató de llegar con profundidad por los costados con Orlando Berrío por la derecha y Andrés Ibargüen por la izquierda.

Cerro, por su parte, estuvo muy impaciente y generó muy pocas situaciones de gol. Marcos Riveros, con dos tiros libres, fue el que estuvo más cerca de abrir el marcador.

La más clara del juego llegó a los 22 minutos y fue para el equipo colombiano: Miguel Borja, tras una excelente jugada colectiva, sacó un potente disparo por bajo que lamió el poste izquierdo de Antony Silva.

Nacional era más y a los 35' volvió a llegar con peligro, nuevamente por intermedio de Miguel Borja, que tras un gran pase de Alejandro Guerra, se metió al área y sacó el remate que desvió muy bien el portero azulgrana.

Cerro no se encontraba en el partido y parecía que la primera mitad se iba con el marcador en blanco, pero sobre 47', tras un pase de Velázquez, Macnelly Torres le cometió falta penal a Cecilio Domínguez que el árbitro Néstor Pitana no dudó en sancionar.

De la ejecución de la pena máxima se encargó Cecilio, y fiel a su locura, la picó y marcó el 1-0 a favor del Ciclón, para desatar el júbilo azulgrana en el estadio y en todo el país.

En el inicio de la complementaria, las cosas no pudieron marchar mejor para el Ciclón: Miguel Borja, el goleador y la gran figura del equipo colombiano, se fue expulsado con tarjeta roja directa por reaccionar contra Cecilio Domínguez, quien le había cometido previamente una infracción.

Guillermo Beltrán y Marcelo Estigarribia fueron los hombres elegidos por Gustavo Florentín para encarar el segundo tiempo. El Chelo entró bien, desbordando por la izquierda y ganando varios tiros libres.

Cerro, con un hombre más, tuvo mejor manejo de pelota, pero siempre le costó profundizar ante un rival ordenado y bien parado en el fondo que no renunció a su estilo y siempre buscó el tanto de la paridad.

Sobre 82', llegó un balde de agua fría en Sajonia. Macnelly Torres ejecutó un tiro libre cerrado desde la izquierda y el uruguayo Álvaro Pereira, en su afán de rechazar de cabeza la pelota, no hizo otra cosa que clavarla en el ángulo izquierdo de Silva, para el empate 1-1 en el partido a favor de la visita.

En los minutos finales, Cerro intentó y buscó el segundo, pero ya nada pudo hacer. El partido se fue con el 1-1, un resultado con sabor amargo para el Ciclón, que no pudo aguantar o liquidar con un jugador más.

Ahora, el Azulgrana irá en busca de la hazaña en la revancha del próximo jueves 24 de noviembre en el estadio Atanasio Girardot. ¡Un tropezón no es caída, Ciclón!