Cerro Porteño miércoles 14 de septiembre de 2016

Cerro Porteño aguarda en Sucre la revancha frente al Potosí

La comitiva de Cerro Porteño ya se encuentra en Bolivia, donde este jueves enfrentará en Potosí al equipo altiplano en el marco de la revancha de la segunda ronda de la Copa Sudamericana.

Previa escala en Santa Cruz, la comitiva de Cerro Porteño arribó este miércoles a Sucre (Bolivia). El equipo azulgrana se concentrará en este lugar, a 2.800 metros sobre el nivel del mar, y este jueves se trasladará a la vecina Potosí para disputar el desquite.

La idea es llegar a horas antes del partido con el fin de aminorar los efectos de la altitud. Para eso el plantel paraguayo deberá hacer un recorrido por carretera de al menos 2 horas y 45 minutos para completar el viaje y llegar hasta la Villa Imperial donde se desarrollará el compromiso.

Previo al vuelo, Gustavo Florentín, entrenador de la entidad de Barrio Obrero, habló en conferencia de prensa. "Esta todo definido, todo alistado para lo que podría ser mañana, esperemos no tener inconvenientes", dijo el técnico al tiempo de resaltar que todos sus jugadores ya tienen experiencia en la altura.  

Florentín sabe que gracias a su notable ventaja de 6-0 está a un paso de los octavos de final de la competencia internacional. Aseguró que sus dirigidos están enfocados en la Sudamericana y no deben perder la concentración, más aún jugando en un escenario de altitud como Potosí.

El Ciclón partió desde Paraguay con el onceno confirmado en la mente del entrenador. La única duda que se establece en el ámbito periodístico está en la delantera entre Velázquez y Beltrán, éste último fue autor de tres goles en la ida jugado hace tres semanas en el estadio Defensores del Chaco.

La probable alineación: Antony Silva; Rául Cáceres, Junior Alonso, Marcos Cáceres, Álvaro Pereira; Matías Rojas, Marcos Riveros, Rodrigo Rojas, Derlis Meza Colli, Marcelo Estigarribia; Pablo Velázquez o Guillermo Beltrán.

Cerro Porteño pisará el escenario Víctor Agustín Ugarte, con capacidad para 25.000 aficionados, situado a 3.976 metros de altitud sobre el mar, con una diferencia de 6 goles. El encuentro arbitrará el uruguayo Óscar Rojas. Comenzará a las 18:30.