Torneo Apertura 2015 miércoles 15 de abril de 2015

Cerro Porteño sufre para ser el nuevo líder del Apertura

Cerro Porteño superó este miércoles (2-1) a Sportivo Luqueño en el Defensores del Chaco, en juego correspondiente a la fecha 14 del torneo Apertura. El Ciclón comenzó bien pero terminó sufrimiento ante el cuadro auriazul. José Ortigoza y Junior Alonso marcaron los goles azulgranas; Óscar Ayala descontó. El triunfo pone al equipo de Barrio Obrero en la punta del campeonato, por encima de Guaraní, que tiene postergado un cotejo.

Ante la posibilidad de adueñarse de la cima del torneo Apertura debido a que el líder Guaraní pospuso su juego con General Díaz, el Cerro Porteño invicto de Roberto Torres (seis victorias y un empate) recibió al Sportivo Luqueño de Eduardo Rivera, que tampoco no conoce la derrota (tres triunfos) en el Defensores del Chaco. El comienzo fue tranquilo con un leve dominio azulgrana hasta que apareció José Ortigoza y alteró el marcador.

GOLAZO. Sergio Díaz trasladó el balón dentro del área luqueña, cayó dos veces producto del forcejeo, la pelota quedó a merced de César Benítez quien ganó el fondo y metió el centro rastrero para Ortigoza. El delantero necesitó solo un parpadeo para controlar el balón y aplicar el taco que desató el grito de gol en el Defensores del Chaco a los 4'.

Sportivo Luqueño no asimiló de entrada el golpe prematuro y le costó reaccionar. Si bien salió de su territorio y por momentos metió a Cerro en su campo, le faltó más juego asociado y profundidad, cosas que sí tuvo el Ciclón.

CHANCES. El cuadro auriazul careció de sorpresa y una buena opción fue el tiro desde fuera del área. Luis Matto y Jorge Ortega intentaron mas sus remates no inquietaron a Diego Barreto. Un centro cruzado fue conectado por Derlis Alegre dentro del área a los 23' y fue la acción más clara para lograr el empate. Su tiro no encontró el arco.

Cerro Porteño perdió el control de la pelota pero Sportivo Luqueño no supo qué hacer con ella. Díaz estuvo muy movedizo y la defensa auriazul estática.

OTRO GOLPE. El conjunto azulgrana volvió a alterar el tanteador a través de la pelota parada. Jonathan Fabbro se encargó de un tiro libre que fue conectado por Junior Alonso, el defensa clavó el frentazo que venció a Arnaldo Giménez a los 38' y concretó el segundo gol cerrista. Con esta diferencia se marchó la primera mitad en Sajonia.

COMPLEMENTO. Para la segunda etapa, Sportivo Luqueño salió decidido a buscar el descuento y se encontró con un Cerro Porteño que lo quiso liquidar de contragolpe. Al minuto de juego Barreto evitó el gol de Matto quien con un frentazo hizo tambalear el arco del Ciclón. Fidencio Oviedo y Miguel Paniagua pudieron ampliar la ventaja pero no supieron resolver los contraataques cerristas.

DESCUENTO. El Chanchón se hizo del balón y llegó al tan ansiado gol del descuento mediante una acción de pelota quieta. Óscar Ayala, con complicidad de Barreto, llenó de esperanza al cuadro auriazul a los 57'.

Ambos entrenadores movieron sus piezas con objetivos distintos: Cerro, con el deseo de liquidar; Luqueño, con la intención de empatar. El juego, por momentos, se hizo de ida y vuelta; la visita llegaba bien hasta la entrada del área pero sin ideas para profundizar; el local se acercaba al tercero con contragolpes imprecisos en el último toque.

EL FINAL. La emotividad se convirtió en protagonista principal en los últimos suspiros del cotejo. Barreto entró en acción un par de veces para evitar la paridad auriazul, Paniagua y Oviedo también se vistieron de bombero. Cerro sufrió porque no supo resolver sus contragolpes. De igual manera, Luqueño no llegó al empate y el Ciclón celebró una victoria, que al principio parecía tranquila, pero terminó siendo muy costosa y sufrida.

Cerro Porteño llega a la cima del torneo con 32, uno más que Guaraní que tiene un partido pendiente, y el sábado visitará a Sol de América. Sportivo Luqueño se queda con 19 unidades y por la fecha 15 recibirá a Libertad.