Cerro Porteño viernes 02 de junio de 2017

Cerro Porteño, un club y un estadio de primera donde ya no existen excusas

El presidente del club Cerro Porteño, Juan José Zapag, explicó a semanas de la inauguración en Asunción de su renovado estadio, "uno de los mejores de Sudamérica", que con esta infraestructura "ya no existen las excusas" para no practicar un fútbol profesional y de primera.

"Estamos lejos de tener un fútbol profesional en Paraguay. Por eso apostamos a esta infraestructura de primer mundo para que no sea la excusa de nadie que no tenemos la condiciones. Las condiciones las hemos creado, el jugador de Cerro ya no va a salir a la calle ni para ir al médico ni al gimnasio", indicó Zapag.

El estadio Pablo Rojas, más conocido como "la Olla Monumental", que reabrirá sus puertas en unos 60 días, ha sufrido un cambio radical: los 24.000 espectadores que ocupaban las butacas de la antigua cancha construida en 1970 serán ahora 45.000 hinchas en un hervidero con 92 palcos VIP, doble graderío e instalaciones deportivas de máximo nivel.

Todo destinado a que el centenario club del Barrio Obrero de Asunción esté a la altura de las espectativas de su afición, que espera ansiosa la reapertura de su remozada cancha después de casi dos años de obras.

La fiesta será a lo grande, aseguró Zapag, "un show nunca visto en Paraguay" que durará varios días, entre los que está pensado que se realice la presentación del plantel que afrontará el torneo Clausura y las eliminatorias de la Copa Sudamericana, competición en la que el Ciclón está pendiente de conocer su rival para segunda fase.

"La Nueva Olla Monumental", como la prensa paraguaya ya ha bautizado al renovado feudo cerrista, será "el mejor (estadio), el más grande de Paraguay y uno de los mejores de Sudamérica", aseguró Zapag  en una entrevista a Efe..

La mejora ha costado unos 20 millones de dólares, una inversión pensada para disfrutar del espectáculo del fútbol desde la grada, pero también para que el jugador de Cerro Porteño tenga las mejores instalaciones a su disposición.

"Hemos construido una logística brutal, el nuevo gimnasio, la pileta de recuperación, los equipos médicos... (...) Estamos implementando la profesionalización del fútbol. Que el jugador venga a trabajar ocho o nueve horas por día, no que solamente venga a practicar una o dos horas y en el gimnasio y se vaya", destacó.

Zapag quiere a sus jugadores totalmente centrados en los objetivos deportivos, el más ansiado de ellos es conseguir alzarse con un torneo internacional, que rozaron con la punta de los dedos el año pasado en la Copa Sudamericana, donde quedaron apeados en semifinales por el Atlético Nacional colombiano.

Este año, jugando como locales en el asunceno estadio Defensores del Chaco, de la Asociación Paraguaya de Fútbol, las cosas no han ido tan bien como se esperaban en el Apertura, donde a cuatro fechas del cierre de la liga son cuartos a seis puntos del líder, Libertad.

"A seis puntos de la punta quiere decir que tan mal no estuvimos, pero para ser Cerro Porteño, no nos alcanza con esa situación. Ojalá podamos tener alguna posibilidad. El plantel de Cerro es uno de los mejores del fútbol paraguayo y lo que falta lo tenemos que completar porque estamos en deuda con nosotros mismo y con "la mitad más uno" del país", afirmó.

Casi ya descartada la conquista del Apertura, el Clausura y la Sudamericana son los objetivos de esta temporada.

"Hay que dejar lo mejor de este plantel y potenciarlo un poco. Buscar el segundo campeonato del año (torneo Clausura) sería lo ideal. Así que me quedo con lo bueno de este plantel y seguramente los que no han rendido tendremos que ir rescindiendo el contrato y darles la oportunidad a los jóvenes de la casa", indicó.

El presidente azulgrana confía en que el fichaje hace dos meses del técnico argentino Gustavo Matosas dará sus frutos y ya prevé las alegrías que le brindará su nueva promesa, el actual delantero de Independiente Alfio Oviedo, de 21 años y máximo goleador del Apertura paraguayo con 11 tantos.

"Hay un solo jugador asegurado hasta ahora, que es tal vez el mejor delantero, con 21 años, del fútbol paraguayo. Se llama Alfio Oviedo", dijo Zapag.EFE

      Embed