Copa Libertadores jueves 14 de abril de 2016

Cerro se queja del horario, del sol, de la altura y del poco público

El técnico, jugadores y los dirigentes de Cerro Porteño se quejaron del horario, del sol, de la altura y del poco público que hubo en el partido ante Cobresal, aunque coincidieron que "no hay excusas" y se mostraron confiaron en avanzar de ronda.

Cerro Porteño jugó su peor partido en la era César Farías y cayó por 2-0 ante el Cobresal este miércoles por la tarde en el estadio El Cobre por la penúltima fecha del Grupo 8 de la Copa Libertadores de América 2016.

El plantel azulgrana arribó al país este jueves al mediodía y tanto, el entrenador César Farías, el experimentado Carlos Bonet y el gerente Pedro Aldave se quejaron de la altura, del horario del partido, del sol y del poco público que hubo en la cancha.

El lateral derecho Carlos Bonet, sostuvo: "No nos salieron las cosas, por suerte las situaciones dan que tenemos un partido más. Fue un partido atípico por el horario, por el sol, fue raro".

El mánager deportivo Pedro Aldave, por su parte, apuntó: "Era un partido muy monótono. No parecía un partido de Copa, no había gente y Cerro no entró en ritmo, pero no hay excusas, el rival ganó bien".

En tanto, el DT Farías indicó: "No vi un solo partido que se haya jugado en la altura de igual a igual. Tenemos menos glóbulos rojos allí".

Cerro Porteño, con 7 puntos en la tabla de posiciones del Grupo 8 de la Copa, medirá por la última fecha este miércoles a Independiente Santa Fe en Sajonia. Ganando, el Ciclón avanzará a octavos.