Superclásico sábado 06 de agosto de 2016

Cerro y Olimpia empatan en un caliente superclásico

En un caldeado encuentro, las dos instituciones más grandes del país midieron su enorme poderío sobre el Defensores del Chaco. Las multitudes llenaron de algarabía y color el estadio. El partido culminó en un empate polémico. Sobre los 75' Enrique Cáceres obvio sancionar una clara falta penal  sobre Cecilio Domínguez.

La tarde calurosa que sorprendió en la fecha, no detuvo a la gran afición futbolera que si bien no llenó por completo el Defensores, quizás por el horario, quizás por no ser el tradicional domingo, incrementó considerablemente la temperatura en Sajonia. El resultado, un tremendo partido con el marcador finalizado en 1-1.

Arrancó el juego con un solo hombre franjeado en el mediocampo, como en la nueva era del fútbol. Ni bien movido el esférico, fue el Ciclón, quien guiado por destellos de un inspirado Cecilio Domínguez con la dorsal 10 impresa, buscó el arco defendido por Barreto.

Pasado el cuarto de hora, colectivamente Cerro Porteño se mostraba mejor. El Decano esperaba, y cuando intentaba salir para adelante, se encontraba impreciso. Pasados los 20' apretó a la última línea azulgrana y está fue la que se vio en apuros, no obstante recuperó el balón y apeló al contragolpe.         

Tal situación fue letal, puesto que en los pies del habilidoso Josué Colmán quedó la avanzada. Rápido y preciso este, la puso larga por derecha para la cabalgada de Cáceres, quien dio un par de pasos y cargó con un centro retrasado al corazón del área.

Riveros suspendido en el aire, conectó de manera extraordinaria el balón, tal cuero sintético se desvió en su trayectoria al arco, dejando a Barreto confundido en la acción, concedió el arquero  un rebote y el mejor momento de Domínguez fue premiado con un gol.

Cecilio, solo frente al pórtico, definió casi sin complicaciones y venció una racha invicta con la que llegaba Diego al clásico. Adelantó a su equipo y desató la euforia de todo un pueblo.  

El equipo franjeado se vio presionado  a buscar el empate. 10' después, un tiro de esquina mal despejado por el fondo cerrista, encontró destapado a Fredy Bareiro en la cabecera del área.

El Zorro ensayó un fuerte zurdazo, Antony otorgó rebote y  Rodrigo Rojas, en su afán de despejar la jugada, terminó por mandar la pelota al fondo de su propio arco, significaba casi accidentalmente esto: El empate del partido.

A esa altura del juego, el local había desperdiciado varias oportunidades claritas, por lo que la paridad llegó en un momento clave para la visita. Se fue así la primera etapa del partido. Cerro controlando el balón, Olimpia con mucho para corregir.

Iniciada la complementaria, el partido se trabó un poco más en la zona medular. El público alentaba y los nervios en los futbolistas no tardaron en hacerse notar. A los 59' un irresponsable Pablo Velázquez dejó con 10 hombres al Ciclón.

El delantero se fue expulsado por una agresión sobre Alexis Rolin. Los dirigidos por el Mister Jubero se vieron alentados por tal situación y más que nunca en todo el partido, fueron a marcar la diferencia.

Sin embargo, el elenco de barrio Obrero se mantuvo ordenado. Florentín no perdió el rumbo y ajustó sus cambios conforme a evitar desconciertos.

A los 75' Cecilio Domínguez volvió a brillar, se jugó la personal y recibió una clara falta en el área rival. Salvo Enrique Cáceres, árbitro del partido, todo el mundo observó la infracción.

La polémica es bastante magna, porque al no sancionarse el penal, Cáceres debió expulsar al 10 quien ya se encontraba amonestado y cayó estrepitosamente a raíz de una pierna cruzada al paso.

El juego continuó manchado por la polémica y la falta de eficacia que terminó por ser la figura en ambos cuadros, situación que selló el empate.    



¿Qué te pareció la noticia?
0