Fútbol Internacional martes 18 de noviembre de 2014

Chile: Repartirán dinero de premios para cerrar críticas

Los futbolistas de la selección de Chile se reunieron para abordar la polémica por los premios de la clasificación al pasado Mundial de Brasil y decidieron repartir el dinero entre todos los jugadores que participaron en el proceso.

El arquero y capitán de la Roja, Claudio Bravo, anunció en su cuenta de Twitter el acuerdo, que debería ayudar a cerrar un entuerto que amenazó la armonía interna de la selección y que provocó críticas contra los líderes del vestuario chileno.

"Hoy puedo comunicar a todos que de manera unánime hemos decidido solucionar el problema y poner fin a esta ingrata solución. Cada compañero que estuvo en el proceso eliminatorio recibirá lo que corresponde a su participación", señaló Bravo.

El capitán chileno añadió que nunca quisieron "perjudicar a un compañero de profesión" y ofreció sus disculpas a los afectados.

La polémica salió a la luz pública a raíz de las quejas de varios jugadores que no vieron ni un peso de los 2,7 millones de dólares en premios que recibió el plantel, pese a haber sido convocados a uno o más partidos de los 16 encuentros que Chile disputó en la fase de clasificación a Brasil 2014.

En un principio el pacto de los jugadores era que el dinero se distribuiría entre los más de 60 futbolistas que fueron convocados a la Roja durante la campaña, por lo que cada uno recibiría unos cuatro millones de pesos chilenos (unos 6.800 dólares) por convocatoria.

No obstante, la comisión negociadora de los jugadores, compuesta por Claudio Bravo Gary Medel, Arturo Vidal y Jean Beausejour, decidió en la última convocatoria previa al Mundial que sólo recibirían premio los jugadores que hubiesen sido convocados a un mínimo de seis partidos.

Esta decisión supuso la marginación automática de 35 jugadores, aunque según versiones de la prensa deportiva, algunos de ellos como Jorge Valdivia y Mauricio Pinilla recibieron dinero por su amistad con los líderes del equipo pese a no cumplir con el requisito.

Los reclamos fueron liderados por futbolistas del torneo local como Braulio Leal y Hans Martínez, y recibieron el apoyo del Sindicato de Futbolistas Profesionales (Sifup) y de varios exjugadores de la selección chilena.

En un primer momento, Claudio Bravo se negó a hablar de la polémica con el argumento de que era un asunto interno del vestuario, aunque finalmente decidió reunir al plantel y buscar una solución debido a la repercusión que tomó el tema.

Bravo señaló que el detalle de la solución pactada se comunicará de manera privada a los jugadores afectados y a la prensa a través de un comunicado firmado por todos los futbolistas que están concentrados para el amistoso que la Roja jugará este martes frente a Uruguay en Santiago. EFE

ETIQUETAS

¿Qué te pareció la noticia?
0