Con las fichas puestas en campeonato y Copa

 

 

Lo ideal sería que a falta del Mundial el fútbol paraguayo pueda revertir su imagen alcanzando dos atrayentes torneos: el Apertura y Clausura. Internacionalmente está la Copa y bajo este tablero se moverá la temporada, agregándose después la Sudamericana.

Somos conscientes de que el campeonato doméstico es el pan nuestro de cada día que bien llevado a cabo puede generar gran interés en la afición deportiva.

 

Aún con un mercado cerrado por la ausencia de capital, sería fantástico que como consecuencia del espectáculo a ofrecerse, el público acuda a los estadios y para ello dependerá la oferta en el campo.

 

Este mes sirve para prueba, atendiendo a que la puesta oficial arrancará el 16 de febrero. Habrá mucho camino por recorrer y hasta creemos que fue un error comenzar tarde. Se enfrió el ambiente y esto se siente. La tempranera consagración de Cerro en el último certamen no tuvo resistencia y fue favorito desde el inicio. La imagen final reflejó todo, futbolísticamente el cuadro de Arce fue el más sólido, Libertad por entonces tenía dos frentes y la reacción de Guaraní llegó a destiempo. El hecho estaba consumado.

 

El 30 debuta

Yendo de menos a más, aparece Guaraní como el primer representante paraguayo en debutar en la Libertadores. No se discute la solvencia económica de los Acosta en el club, pero sí la falta de respuesta del equipo en los momentos decisivos. El Legendario nuevamente no escatima esfuerzos en contar con una conformación respetable, esperándose la hora de cumplir una decorosa actuación.

 

Jubero, el español que dirige al aurinegro, se amoldó a lo que tenía dándole un corte más eficaz, algo que sufrió el Aborigen por un largo tiempo.

 

El repechaje no le será nada fácil tratándose de Universidad de Chile que, pese a desprenderse de Aranguiz, su máxima figura, está mentalizado para llegar lejos. Cuenta en sus filas con Rodrigo Rojas e incorporó al argentino Matías Caruzzo, con pasado en Argentinos y Boca Juniors, logrando el título en ambas instituciones. En contrapartida, Sebastián Ubilla, uno de sus delanteros, no estará por una lesión en el hombro.

 

A la U la vimos últimamente en nuestro país cuando enfrentó a Olimpia hace casi un año. En aquella ocasión, en los partidos de ida y vuelta, la victoria fue para el franjeado, que a la postre
jugó la final ante Mineiro.

 

Mayor poder ofensivo

A poco más de un mes, Nacional se muestra en escena, pero lamentablemente para sus pretensiones, la Academia nunca alcanzó lugares de preponderancia en competencias internacionales. Harrison y directiva hicieron lo posible para consolidar su plantilla, a tal punto que –de momento– no se va Torales al Cruz Azul, dándole prioridad al evento copero. Es por eso que el club tricolor decidió mantener a sus hombres sumando a Fredy Bareiro, Hugo Lusardi y Julio Santa Cruz. Los dos primeros, con bastante rodaje, podrían ser de enorme utilidad para el técnico Morínigo. Está visto que a Nacional le faltó gol para llegar más lejos en el Clausura, recurriendo a Prieto en el tramo final. Con Bareiro tendrá más presencia en el ataque y con el mediocampista, el remate de larga distancia y la definición en el tiro libre.

 

La vendetta

Cerro comienza mañana su pretemporada y los sondeos por sus jugadores no dejaron de ser tales. Arce mantiene el mismo plantel que se coronara como el mejor y aún con el pedido de un volante y un lateral izquierdo inicia los trabajos.

 

En la agenda del entrenador se anotan una serie de amistosos que incluye el partido del 25 en Ciudad del Este ante Olimpia, su clásico rival, que ese día presentará a sus recientes contrataciones. Antes, el Decano participará de un cuadrangular en Montevideo.

 

Zapag definió muy bien el grupo, especificando que de pasar podría aspirar a cosas importantes. En verdad, el Ciclón tiene una dura porfía teniendo como adversarios a Deportivo Cali, O'H i g g i n s, que el viernes comenzó con éxito el fútbol trasandino, y el ganador entre Lanús y Caracas.

 

Aún está en el recuerdo de Cerro la tempranera eliminación de la Sudamericana, en la Olla ante la Católica, que dolió muchísimo generando una fuerte reacción de su público contra el mismo Chiqui Arce, que había tomado la posta por la destitución de Jorge Fossati después de aquella derrota ante la novel escuadra incaica, Real Garcilaso, en febrero de 2013. El ambiente ahora es distinto. El conjunto de barrio Obrero cerró un Clausura brillante alcanzando de manera invicta el objetivo y para ello está dispuesto a ofrecer un rendimiento de más alto nivel en los futuros compromisos. Esta primera parte será fundamental.