Copa Libertadores jueves 17 de marzo de 2016

Con mística y garra Olimpia triunfa y sigue vivo en Copa

Olimpia sacó a relucir parte de gran mística y consiguió una victoria impostergable este jueves frente al Emelec para seguir con chances y manenter intacto el sueño de la clasificación a los octavos de final de la Copa Libertadores de América. (4-2).

Olimpia tenía que ganar frente a su fiel hinchada y el viejo decano sacó del cajón de los recuerdos parte de su mística y su tradición copera para doblegar con goleada este jueves al Emelec ecuatoriano por la cuarta fecha de la Copa Libertadores de América.

El elenco paraguayo se impuso con goles de Cristian Riveros, Alejandro Silva, de penal, Zorro Bareiro y uno de Luis Neri Caballero. Con este triunfazo, el franjeado suma cuatro puntos en el certamen y mantiene intactas sus posibilidades de clasificación a octavos de final. Su próximo rival será el Pumas, el 6 de abril, en México.

EL PARTIDO. El choque comenzó conforme al libreto preestablecido. Porque la necesidad obligaba a Olimpia ir a tromba hacia el arco de Esteban Dreer. Y en el intento de hacer valer la intención, el cuadro eléctrico mantuvo la calma cuando al inicio de la fracción no tuvo la posesión de la pelota y corrió ordenadamente para evitar las fisuras.

El equipo de Jubero mostró sus cartas en el sector ofensivo dos veces en el primer cuarto, pero las llegadas no fueron tan claras como para ponerlo en el marcador. Dos remates, uno exigido de Julián Benítez y otro de Cristian Riveros, hicieron algo de barullo en zona de ataque hasta que se despertó el Emelec y empezó a dominar el pulso del choque.

El rival se adueñó del balón y empezó sus hirientes incursiones en busca de la red de Barreto. En la primera una estirada oportuna de Leguizamón negó la primera opción clara a los 14', que Saúl tiró luego al córner. Cinco minutos después ya llegó la conquista visitante cuando Stracqualursi confundió con la cortina y Cristian Guanca anotó un gol hermoso.

El gol alzó más la obligación para el Decano, que igual así, con empuje y con fuerza se fue sin miramientos por la igualdad. El elenco de Para Uno levantó sus trincheras y sufrió en las réplicas. Angel Mena, primero, después Stracqualursi pudieron sentenciar el partido y la desprolijidad franjeada.

Los fallos dejaron con vida a Olimpia. Pese a acusar el golpe y sin hacer mayores cosas, el equipo local encontró el empate a los 30 minutos. Blas Riveros puso la energía suficiente al botín zurdo y tiró un centro que primero bajó el Zorro y después en otro cabezazo certero Cristian Riveros batió a Dreer.

Y con la misma fuerza de optimismo con que terminó la primera etapa, el Decano comenzó el complemento. Sin ideas claras, pero aferrado a una gran actitud destiñó en el reinicio al Emelec que pareció dejar su mejor versión en el descanso y comenzó a sufrir justamente por esos pecados que cometió en la definición en la primera fracción.

A los 52' José Quiñónez le perdió la paciencia y le hizo penal al Zorro Bareiro, que apareció a cuentagotas aunque con destellos oportunos. De la pena máxima se encargó Alejandro Silva, que no dudó y definió con un gran sutileza en la lucha mano a mano con Esteban Dreer.

El gol parecía marcar la estabilidad definitiva, pero en una desatención padeció la igualdad de Pedro Quiñónez a los 70'. El complemento tuvo un trámite cambiante y con posibilidades para ambas escuadras. Y en esta coyuntura, reinó el Zorro Bareiro al anotar el tercero con un remate infernal solamente tres minutos después del empate.

Jubero sacó a Bareiro y puso a William Mendieta, un hombre para quitar el ritmo y empezar a manejar la pelota. Y el futbolista no solamente sacó ritmo y opciones al rival, sino también en última instancia asistió para que Luis Neri Caballero anote el cuarto y permitirle a Olimpia responder con goleada la necesidad del momento.
      Embed



¿Qué te pareció la noticia?
0