Fútbol Internacional viernes 11 de diciembre de 2015

Continuidad de Sampaoli está en duda por líos con dirigentes

La continuidad del argentino Jorge Sampaoli como seleccionador de Chile está en duda a raíz de conflictos con los dirigentes de la Asociación Nacional de Fútbol (ANFP), y hasta trascendió que el técnico dijo a sus cercanos que se ve más fuera que dentro de la Roja.

Uno de los conflictos tiene que ver con la renuncia de su ayudante, Sebastián Beccacece, a quien los directivos de la ANFP le exigen el pago de una millonaria cláusula de salida -se habla de 1,5 millones de dólares- para liberarlo.

La situación ha impedido que Beccacece firme un contrato como nuevo técnico de la Universidad de Chile y, por otro lado, que el español Juan Manuel Lillo se convierta formalmente en el nuevo ayudante de Sampaoli en la selección.

Desde hace algunos meses, Lillo, de quien se dice que fue el mentor de Josep Guardiola hace algunos años, ha estado en la Roja como asesor del técnico argentino.

Según medios locales, Sampaoli interrumpió sus vacaciones en una balneario de la región de Valparaíso y viajó el jueves a Santiago para expresar sus malestar a los dirigentes de la ANFP, que el próximo 4 de enero serán cambiados por otros.

Ello, en el marco de la implicación de Sergio Jadue, el expresidente de la ANFP, en la arista sudamericana del escándalo de sobornos de la Fifa.

Jadue se entregó a la justicia estadounidense para rebajar una eventual condena, mientras también se le investiga en Chile por presunto lavado de dinero, correspondiente a los sobornos que recibió por los derechos de transmisión de la Copa América hasta el año 2023.

El chileno, de 37 años, era además uno de los vicepresidentes de la Confederación Sudamericana de Fútbol (Conmebol) y en su país también se sospecha que tomó fondos de la ANFP para pagar a los abogados que lo defienden en Estados Unidos.

Jorge Sampaoli se reunió con el presidente en funciones de la ANFP, Jaime Baeza, y con el tesorero, Jorge Fistonic, y los acusó de no respetar un acuerdo con Sergio Jadue para que Sebastián Beccacece fuese liberado sin tener que pagar y que la partida de su ayudante implicaba la incorporación inmediata de Lillo.

Según algunos medios, Sampaoli les planteó que en las actuales condiciones su continuidad al frente de la selección chilena era muy difícil.

Los dirigentes le pidieron al entrenador "paciencia y comprensión", en el marco de la crisis que se desató tras la partida de Sergio Jadue y le aseguraron que están impedidos de aplicar el acuerdo al que llegó con el expresidente pues no hay constancia escrita.

El asunto, le dijeron, será analizado en un Consejo de Presidentes, la máxima instancia resolutiva de la ANFP, previsto para el próximo 17 de diciembre.

Mientras tanto, contrataron un abogado para que estudie "a fondo" el contrato de Baccacece, cuya cláusula de salida, según Jaime Baeza, está vinculada a la del propio Sampaoli, lo que convierte la situación "en un tema muy complejo•.

También los dirigentes le pidieron al técnico que no tome ninguna decisión antes del 4 de enero, cuando serán elegidas las nuevas autoridades del fútbol chileno. EFE

¿Qué te pareció la noticia?
0