Torneo Apertura 2016 sábado 21 de mayo de 2016

Cumple con su compromiso pero se queda con las ganas

El Decano impuso superioridad futbolística y goleó al Kelito en casa, sin embargo el triunfo quedo cortó por lo sucedido en paralelo y al final de la noche celebra el Vicecampeonato.

El local desplegó muy buen juego, fue contundente en el área rival y venció por tres goles contra cero a una visita que intentó aplicar resistencia pero sin éxito alguno.
   
Olimpia saltó al campo con la obligación de buscar la victoria y esperar a lo que pasara en el Nicolás Leoz, River Plate sabía de su rol protagónico en la fecha y llegaba al partido más motivado que nunca en el torneo.

Los primeros minutos de juego se caracterizaron por un Olimpia intenso, que buscó sorprender por todas las vías posibles pero se encontró con un concentrado River, bien parado atrás.

Antes del primer cuarto de hora el Decano había llegado al arco de Arévalos un par de veces, pero faltaba claridad, el empuje de su gente generaba una especie de obligación para que llegara el primero.

El rival aprovechando esta situación de presión interna en el Decano promovió a su manera situaciones de gol, sobre los 32` Orrego tuvo una oportunidad clarísima y cuando se predisponía a superar en el mano a mano al portero Diego Barreto, Salustiano Candia metió el pie y descartó la posibilidad de peligro imninente.

Tiempo después en los pies de Julian Benítez, la necesaria luz guía del partido se prendió y en un haz de destello, el volante metió un pase estratégico entre líneas que encontró solo y habilitado a Alejandro Silva, quien no dudó y aplicó un bombazo que a los 37` puso en ventaja al franjeado.
Se fue así la primera mitad del partido que prometía mucho más para la segunda parte.

Y efectivamente. Antes de los 10`de la etapa complementaria, Olimpia volvió a generar situaciones importantes con el recién ingresado Nery Cardozo y un William Mendieta que volvió motivadísimo de la charla con el español Jubero.

Por su parte Alicio Solalinde, pidió a su equipo que cuando tenga la pelota sea más punzante y menos impreciso, sus dirigidos lo trataron de asimilar y de hecho lo intentaron, tuvieron algunos minutos de buena propuesta futbolística pero sin generar mucho.

Hasta que sobre los 70` de juego, Olimpia salió rápido del fondo y volvió a encontrar arriba,  nuevamente en solitario al autor del primer tanto del partido, Alejandro Silva, quien sobre la cabecera del área rival ensayó un remate cruzado que venció la resistencia de Arévalos.

El delantero marcó el segundo para su cuenta personal y para desatar la alegría en Para Uno.

Con la desventaja el Kelito se desarmó por completo. Olimpia quería más y a los 87` otra vez Julián Benítez hizo la personal, metió un caño lleno de magia y con mucha frialdad definió ante el achique del guardametas.

Era el tercero, el partido se cerraba y toda la atención pasó a lo que sucedía en el Nicolás Leoz, donde el resultado favorable para el Decano no se dio y en la noche fría de sábado tuvo que festejar la victoria con el sabor agridulce del vicecampeonato.        

ETIQUETAS

¿Qué te pareció la noticia?
0