Mi historia jueves 03 de septiembre de 2015

Del consultorio y las aulas, al mundial de triatlón con la tricolor

Liz Lezcano, médica y docente universitaria, decidió subir un peldaño más en su actividad física y en su primer gran desafío vivió el sueño de todo triatleta. Hizo su debut en el Ironamn 70.3 Itaipú y hoy su nombre ya está en la lista mundialistas que estarán en Sunshine Coast, Australia, el próximo año. Conocé su historia.

Liz conversó con D10 sobre su gran hazaña. Mientras muchos atletas buscan un pase al mundial año tras año, ella lo hizo en su debut como triatleta. Pasaron unos días, pero la emoción no se borra de rostro al recordar cada kilómetro de la competencia y la inigualable sensación al ver el cartel con la palabra "llegada".

La protagonista de esta historia es médica dermatóloga y profesora en la Universidad Nacional de Asunción (UNA), casada y con dos hijos; pero eso no le impide encontrar las horas necesarias para entrenar y llevar una vida saludable.

      Embed

D10:   ¿Cómo conociste el triatlón y el 70.3 realizado en Foz de Iguazú y Hernandarias?

Liz:     Como mi deporte madre es la natación, y veía por televisión los triatlones del mundo, yo decía: cómo quiero andar en bici y correr después de nadar, para que no sea tan aburrida mi vida.

Me entere del 70.3 de Foz a través de otros paraguayos que corrieron el año pasado, en el primer evento que se realizo ahí. Ese mismo año tuve ganas de participar, pero como hacían apenas 3 meses que empecé el entrenamiento para el triatlón mi entrenador me aconsejó no participar.

"Familia, trabajo y entrenamiento" son hoy sus prioridades, pero su mundo no acaba ahí, siempre hay lugar para los amigos y el tiempo libre.

      Embed

D10: ¿Quiénes componen tu familia y cómo toman que lleves esta vida de atleta?

Liz: Mi familia está compuesta por mi marido Santiago Urbieta, que también corre Ironman, y mis 2 hijos: Leandro de 5 años y Lara de 4 años. Cuento con el apoyo de mi marido 100 por ciento y mis hijos son felices al verme llegar a la meta.

D10: ¿Qué descubriste durante tus entrenamientos?

Liz: El entrenamiento me llevó a crecer física y mentalmente, me hizo fuerte contra mis propias debilidades, contra mis defectos o malas posiciones deportivas, hasta contra mis bajas defensas en momentos de debilidad. Me llevó el cuerpo y la mente hasta límites que nunca uno se imagina llegar; donde al llegar al objetivo soñado uno descansa feliz en su almohada.

D10: ¿Cuál es orden de tus prioridades para llegar a completar un 70.3?

Liz: Hay 3 cosas que llevan prioridad en mi vida: mi familia, mi trabajo y el entrenamiento; es como un solo cuerpo, alma y vida, imposible de separar. Lo que a veces me quedo en deudas es con los amigos y el tiempo libre, pero igual lo hago en pocas horas, pero en excelente calidad.

D10: ¿Cuántas horas de entrenamiento por semana recomendarías para llegar a un 70.3?

Liz: Para el comienzo con 12 a 15 horas semanales son suficientes, dependiendo del terreno de la carrera. En las mías existen semanas llamadas de carga, llegando a entrenar  entre 15 y 18 horas semanales y luego en las semanas de descarga (verdadero paraíso) entre 10 y 12 horas semanales.

      Embed

D10: ¿Por qué recomendarías a cualquier mortal a inscribirse para un triatlón en esta distancia?

Liz: Porque el triatlón es un deporte fantástico que combina 3 disciplinas, donde te lleva a optar por un estilo de vida sano para el cuerpo y la mente. Esto no se trata de un momento o una carrera, se trata de una filosofía de vida, un cambio total a la disciplina, al orden y a la paciencia; nada se consigue pronto, el tiempo pasa a ser tu mejor amigo.

D10: ¿Volverías a participar de un 70.3?

Liz: Parece fácil la pregunta, pero no es así. En el momento de la carrera digo nunca más y a la semana ya me inscribo en la próxima (risas). Una vez que entrás a este deporte no hay salida; es una bola que te atrapa y no hay retorno atrás; nunca más la inactividad física pasa por tu mente.

D10: ¿Paraguay te ofrece las condiciones geográficas necesarias para la práctica de este deporte? ¿Cuál es tu rincón favorito en el país para la práctica del triatlón?

Liz: Es el paraíso, porque tenemos terrenos desde planos para entrenar velocidad hasta ondulados para ganar fuerza. El clima a veces es complicado, por el excesivo calor, pero también te hace fuerte. Mis lugares favoritos son el cerro Lambaré, la ruta que une Limpio con San Bernardino y la costanera de Asunción.

      Embed

D10: ¿Que pasó por tu mente al escuchar tu nombre y recibir la clasificación al mundial 70.3?

Liz: Escuché mi nombre y no sabía si llorar, reír o decir ¿seré yo? Es una sensación de opresión que no entra en tu cuerpo. Venís muerta de terminar una carrera y le metes el último pique que no sabes de dónde nacen las fuerzas para llegar hasta tu pase a la clasificación. Cruza por tu mente todos los kilómetros que recorriste en tus meses de entrenamiento para por fin hacer realidad tu sueño.

D10: ¿Y qué pasa por tu cabeza durante una prueba que requiere tanto esfuerzo?

Liz: En la largada me pasa todo el camino que recorrí para llegar a esa carrera, en el medio pienso en mi marido que está corriendo, mis hijos, mis amigos y en Dios para que me cuide y no me desespere; y en los últimos kilómetros pienso que soy fuerte y solo quiero ver algún cartel que diga ¡LLEGADA!

D10: ¿De las tres disciplinas que conforman el triatlón, cuál te gusta más?

Liz Imposible elegir una favorita porque es como una rueda, un mes te gusta una, otro mes otra y así sucesivamente esto va rodando entre las 3 disciplinas. Al final las 3 son difíciles; entonces hacés un nudo en tu mente y enlazas las 3 para que te gusten a palos.

      Embed


¿Qué te pareció la noticia?
0