Desafío Guaraní, un gran examen antes del Dakar

Este fin de semana arranca el primer Dakar Series en nuestro país: El Desafío Guaraní. Una competencia que centrará los ojos del mundo en Paraguay y que servirá como primer examen antes que la ASO (Amaury Sport Organization) decida incluir al país en la ruta del Gran Dakar.

Tanto el Touring Club Paraguayo como las autoridades nacionales, pusieron énfasis en los aspectos de seguridad y han montado un gran dispositivo para ello, pero hasta ahora queda la impresión, al menos desde mi punto vista, de que la gente no está dimensionando la importancia de esta competencia para el país y todo lo que conlleva obtener el éxito en la organización de la carrera.

A diferencia de lo que estamos acostumbrados a ver en las fechas del Campeonato Nacional o en el Transchaco Rally, donde no existen restricciones para el público, en un Dakar Series los representantes de la ASO priorizan la seguridad y disponen, por ejemplo, de lugares y accesos exclusivos para los espectadores.

Está terminantemente prohibido que las personas utilicen las rutas de la competencia, que los espectadores se ubiquen en lugares no autorizados por la organización.

Para evitar esto, recién 48 horas antes de cada etapa (el Desafío Guaraní contará con 4) se difundirán a través de la web del certamen los lugares donde las personas podrán observar con seguridad el paso de las máquinas.  

Si algo sale fuera de lo planeado u ocurre algún accidente por irresponsabilidad de las personas, no solo nos podrían quitar del mapa para la versión 2015 del Dakar Series o de la ruta del Dakar 2016, sino además hablaremos de perjuicios económicos para el país.  

Los amantes del deporte motor esperaban con entusiasmo esta oportunidad y sería importante que la gente colabore para que sea una gran fiesta y dejemos bien en alto al país ante los ojos del mundo.