Champions League martes 14 de febrero de 2017

Deslumbrante PSG opaca, desarma y amenaza al Barcelona que toca fondo

VIDEO. En el Parque de los Príncipes, el local brilló con todas sus luces y aplicó una tremenda paliza que deja al Barcelona al borde la cornisa. París se derrite de amor por Ángel Di María y los suyos.

Los signos que indicaban que el Barcelona no andaba fino irrumpieron y el París Saint-Germain, que desarboló a los azulgranas (4-0) les condenó a una remontada épica en el Camp Nou para poder jugar sus décimos cuartos de final consecutivos.

Sin ritmo, sin personalidad, sin recursos, sin la aparición de sus estrellas, el equipo español fue intrascendente ante un pletórico PSG, muy superior en cada línea, sustentado en un enorme Matuidi en el centro del campo.

Por vez primera no le marcó un tanto al PSG, que se había convertido en su rival favorito en Europa en las últimas temporadas.

Es la tercera vez que al Barça le endosan una goleada de esta talla en la Liga de Campeones. Lo probó ya en la final del 94 contra el Milan y en las semifinales de 2013 frente al Bayern de Múnich.

Al fin pudo sonreír Unai Emery en un duelo contra el Barça. En 23 partidos anteriores solo le había ganado una vez, con el Sevilla. En el 24 le propinó una sonora goleada que infla su crédito en París y le convierte en favorito para jugar, por quinto año consecutivo, los cuartos de final.

Fue un triunfo sin contemplaciones, con una enorme superioridad de los locales, que anestesiaron al tridente, durmieron a Messi y convirtieron al Barcelona en un equipo menor.

Ángel Di María fue el mejor de todos, el mismo adelantó al conjunto francés a los 18 minutos de juego en el marcador con un gol de tiro libre.  El argentino se convirtió en el gran protagonista del encuentro, tras firmar a los 55 minutos el tercer tanto del PSG.

Completaron el marcador para el conjunto dirigido por el español Unai Emery el alemán Julian Draxler, que anotó a los 40 minutos el momentáneo 2-0.

El delantero uruguayo Edinson Cavani estableció en el 72 el definitivo marcador final y el que amenaza con dejar al Barca en octavos de final, catástrofe que no pasaba desde el 2006/7 cuando el recordado Liverpool de Rafa Benítez dio el batacazo.

En el día de los enamorados la felicidad absoluta es para los franceses, contraste con el corazón partido con el que se marcharon los azulgranas.

REVIVÍ LA GOLEADA
      Embed