Olimpia martes 03 de marzo de 2015

"El árbitro inclinó el juego a un lado", dice Díaz de Vivar

Javier Díaz de Vivar, vicepresidente primero de Olimpia, se refirió a la derrota contra Cerro. Criticó la tarea del árbitro Enrique Cáceres y valoró el rendimiento de los futbolistas franjeados.

"Ayer fueron más que levantados los videos", contó, refiriéndose a los materiales que suele publicar la directiva en las redes sociales, donde se puntualizan las jugadas consideradas como polémicas.

Respecto al penal no sancionado a favor de Olimpia, dijo: "Iba a cobrar el penal a Iván Torres y después se arrepintió, se da cuenta que es Olimpia y deja de cobrar. Parece que se quedó sin aire en ese momento para poder pitar la falta", ironizó.

"Generalmente no hablo de los árbitros, dejo que los periodistas den su opinión; pero a mí me pareció que (Enrique) Cáceres inclinó la cancha de un lado", agregó.

FALTÓ EL GOL. "Olimpia hizo un buen partido, jugó bien y lo que nos faltó fue el gol, todo lo restante lo hicimos bien; movimos el balón, no se nos dio el gol, lo que nos imposibilitó tener un mejor resultado. Hay que destacar que jugamos el miércoles (ante San Lorenzo) y no se notó esa diferencia física; faltó también una actuación más equilibrada del árbitro", aseveró.

Señaló que la posición de Olimpia es simple y sencilla: "Dejar constancia del error y que los nuevos miembros de la Comisión de Árbitros tienen mucho trabajo por delante, ya que hay una camada perdida en el arbitraje.

La posición es la de seguir trabajando para que Olimpia logre el mejor resultado, estamos levantando, jugando mejor; ante Cerro se buscó de todas las formas posibles, pero no se pudo. Uno en el fútbol tiene que meter el gol, el resto es historia".

"Pumpido está trabajando, le está buscando la vuelta al equipo. El clásico nos dejó un sabor amargo porque tendríamos que ganarlo", expresó.

Para concluir afirmó que no quedó conforme con el resultado, pero sí con el rendimiento del equipo y que se lo dijo a los jugadores en el vestuario. Elogió a los aficionados franjeados, que pese a la derrota reconocieron el esfuerzo de los jugadores.

Fuente: Última Hora.