Guaraní martes 27 de diciembre de 2016

El campeón fortalece su línea defensiva de cara al 2017

El último campeón del torneo local, Guaraní, priorizó el fortalecimiento de su línea defensiva de cara a la doble competencia del próximo año.

Guaraní, último campeón del torneo nacional, fortaleció su defensa en los primeros movimientos en el mercado de pases. El elenco de Dos Bocas busca fortificar su trinchera de cara al 2017, donde buscará repetir el gran suceso del 2015, cuando llegó a la semifinal de la Copa Libertadores de América.

El primero en firmar con el Aurinegro fue Nery Bareiro, defensa central que jugó la última temporada en el Coritiba. El rudo zaguero llegó a portar la cinta de capitán del elenco brasileño en donde ganó regularidad y protagonismo internacional, hasta que fueron apeados de la Copa Sudamericana por el copetudo Atlético Nacional.  

Este lunes, el cuadro aborigen se hizo con la ficha del lateral izquierdo Marcelo Báez, últimamente en Libertad. El ex Luqueño peleará el puesto con Édgar Aranda, titular de Daniel Garnero en una línea que se mantuvo inamovible con Luis de la Cruz, por derecha, y en el centro de la retaguardia con Luis Cabral y Julio César Cáceres, otro que renovará con el club.

Tras estas dos contrataciones, el campeón fijará sus ojos en futbolistas de ataque. Después de trancarse las negociaciones para incorporar a Rodolfo Gamarra, el presidente Juan Alberto Acosta negocia sigilosamente y buscará sorprender con un delantero goleador, medido ya en batallas mayores.

Entre las bajas figuran dos defensores, el central Óscar Velázquez y el lateral Eduardo Filippini, bicampeón con los aurinegros. Ambos tuvieron escasos minutos con el entrenador argentino.

Guaraní tendrá doble compromiso en el 2017, que a más del campeonato local, jugará la Conmebol Libertadores. En el máximo torneo internacional  forma parte del Grupo 8, que comparte con el Gremio de Brasil, le Zamora de Venezuela y el Deportes Iquique de Chile.