Apertura 2015 viernes 13 de marzo de 2015

El Ciclón se relaja y termina ganando con quebranto a Capiatá

Cerro Porteño prolongó sus buenas sensaciones por largo rato en la era de Roberto Torres para deshacerse de Capiatá en el Defensores del Chaco y sumar su segundo triunfo consecutivo y ubicarse a dos puntos del líder Guaraní. Matías Rojas y José Ortigoza, con un doblete, anotaron los goles del Ciclón. Descontó Fabio Escobar, también en dos oportunidades, pero no alcanzó. (3-2)

Cerro Porteño se despojó de un comienzo tibio y en un pestañeo de dos minutos alzó su renta en dos goles que dejó al borde del nocaut a Deportivo Capiatá. Matías Rojas abrió el marcador a los 20', e inmediatamente, un minutos después, José Ortigoza dio otro golpe certero a los visitantes para encaminar la segunda victoria del Tiburón Torres.

En el complemento, el Escobero intentó reaccionar, adelantó sus líneas y lo pagó demasiado caro. Un inspirado Jonathan Fabbro asistió a José Ortigoza, quien batió a Vargas con gran calidad para hacer el segundo de su cuenta personal, el tercero del equipo. Descontó Fabio Escobar en dos oportunidades, el primero de penal, para terminar expandiendo aires de intranquilidad en el Defensores del Chaco.

EL PARTIDO. El conjunto azulgrana tardó 11 minutos en despojarse de un cúmulo de factores negativos, entre ellos la displicencia, la ineficacia en la zona ofensiva y de la intranquilidad de Matías Rojas, para encaminar luego el segundo triunfo consecutivo en el interinato de Roberto 'Tiburón' Torres, que repitió el mismo equipo que había goleado a Nacional en el estreno en Ciudad del Este.

Un remate de bolea de Fabio Escobar (3 m.) presagió un primer tiempo más peleado, pero las fuerzas del Escobero se agotaron cuando el Ciclón se encontró a sí mismo. Además la ausencia de William Candia disminuyó el poder de juego en el mediocampo y negó la pausa al Auriazul ya que todos sus volantes están hechos para la lucha y el ida y vuelta.

A todo esto, el inicio del Azulgrana no fue bueno, pero una vez que Matías Rojas pudo quitarse la ansiedad mejoró la producción del equipo que encontró desdoble en Fidencio Oviedo y la conducción de Fabbro. Mediante una guapeada del Sansón, la pelota con un toque de azar quedó a disposición de Ortigoza que remató al bulto en unos de los primeros avances de peligro. (11m).

Era la jugada que despertó a Cerro que pasó muy rápido a imponer su dominio y alzar en un pestañeó la renta a dos goles. El primero llegó a los 20' cuando Fabbro cruzó la pelota a Matías Rojas que aprovechó la debilidad en la marcación de Yimmy Cano para vencer a Tobías con un remate a quemarropa.

EL bautismo goleador agrandó al juvenil y tomó las mejores decisiones hasta que tuvo que dejar la cancha lesionado en detrimento de Blas Cáceres (39 m.). Era el momento del Ciclón que no perdonó las deficiencias defensivas y un minutos después del Apertura, Ortigoza puso el segundo a puerta vacía cuando anuló con una gambeta la salida desesperada del portero visitante.

Los goles socavaron la fuerza moral y Capiatá casi no existió en la ofensiva, pese al ingreso de Jorge Achucarro para acompañar la patriada de Escobar. En los minutos finales, el Escobero peleó con más convicción la pelota, aún así no pudo esquivar del mando al Azulgrana que cuando moría la etapa pudo haber sentenciado con Blas Cáceres  a no ser por Yimmy Cano que salvó el arco cuando Tobías quedó fuera de la pelea.

En el inicio del complemento, el conjunto de Héctor Marecos mostró más decisión y rozó el descuento mediante un tiro de Achucarro que salvó Diego Barreto (55 ). El visitante adelantó sus líneas y expuso a la retaguardia a la réplica, una situación doblemente peligrosa cuando Jonathan Fabbro está inspirado.  

A los 62', una habilitación de JF17 a Ortigoza, que el delantero puso lejos de las posibilidades de Vargas tiró a la lona a Capiatá. Con el partido casi definido, Roberto Torres sacó a Miguel Paniagua y dio minutos a Miguel Almirón que entró con mucho ritmo y aportó lo suyo en el concierto azulgrana. Después lo hizo Cecilio Domínguez en lugar del goleador José Ortigoza.

Cerro siguió buscando e instaló la sensación del cuarto tanto en el Defensores del Chaco, pero a los 82 minutos, el árbitro pitó infracción en el área de Junior Alonso sobre Jorge Achucarro para que Fabio Escobar anota el tanto del honor. Parecía que el partido estaba cerrado, pero a dos minutos del final nuevamente Escobar puso el segundo del equipo para expandir aires de intranquilidad en el Defensores del Chaco.   

¿Qué te pareció la noticia?
0