Copa Sudamericana miércoles 30 de septiembre de 2015

El Decano se quema en su infierno y queda eliminado

Los directivos de ambos clubes hablaron en la previa de este duelo denominado "Reyes de Copa" de crear y sobrevivir en un infierno, y Olimpia este miércoles creó el suyo en el Defensores del Chaco desde que Eduardo Aranda se fue expulsado por una acción irresponsable (37 minutos) con la que limitó las opciones del equipo que necesitaba un gol para forzar los penales (0-0).

Una decisión injustificable de Eduardo Aranda comenzó a menguar las opciones del equipo decano cuando a los 37 minutos dejó al Olimpia en inferioridad numérica, y en estos partidos de un trámite tan cerrado, los errores propios se pagan más caro que los forzados por el rival.

En el complemento, el equipo de Francisco Arce igual se fue adelante, intentó anotar para forzar los penales, pero no pudo encontrar el gol pese a buscarlo hasta el último minuto. El rival, de malas decisiones en la definición, terminó sufriendo y jugando con 10 por lesión de Lucas Albertengo, pero al final festejó la clasificación a los cuartos de final de la Sudamericana (Global: 1-0).

EL PARTIDO. A lo largo del primer acto Olimpia tuvo la pelota, en el inicio de forma contundente, entre otras cosas porque el equipo de Avellaneda esperaba en su parcela y sólo ahí echaba una presión dirigida. Aferrado a la ventaja, el Rojo antepuso el orden defensivo y no salió de su libreto de aguantar el encuentro con un esquema muy preventivo (4-2-3-1).

Por su parte, el Decano se adueñó del balón, luego del campo y gozó de situaciones inquietantes. A los 3' Salgueiro metió miedo en el cuerpo del "diablo" con un centro envenenado, que Cristian Riveros no logró cerrar, y tres después volvió a replicar con Núñez tras un excelente pivoteo de Zeballos.

Por la inconsistencia de Alejandro Silva y las pequeñas imprecisiones de Aranda en la cesión del pase, hizo que el equipo se recueste en el centro con Salgueiro, que volvió a enchufarse con un disparo de larga distancia (18 m.), y después Iván Torres rompió su monotonía con otro tiro esquinado que el portero mandó al córner (22 m.).

El pulso total del choque era del franjeado, hasta que Aranda cometió la locura de ir con plancha contra el abdómen de Jorge Ortiz, que el árbitro uruguayo Daniel Fedorczuk castigó con un roja directa merecida (37 m.). La expulsión abrió la puerta al nerviosismo e instaló la incertidumbre en el Defensores del Chaco.

Hasta este momento, el elenco de Avellaneda solo había inquietado con un par de remates de Ortiz y algunos atropellos de Diego Vera, el único ofensivo. Aún con un hombre menos, los de Arce crearon una chance en el límite del descanso cuando Torres impuso un cabezazo limpio cerca del palo con lo que se cerró el primer tiempo.

En el complemento, Independiente entendió que debía hacer correr el partido y consumir el tiempo. Así lo hizo, mucho más fluido en su juego, aunque nunca se despojó de su actitud serena. Muy contrario a su rival, impulsado por el empuje que por la claridad en sus acciones.  

Por esa vía creó una oportunidad cuando a los 53' Candia forzó una falta de Trejo muy cerca del área. Zeballos, el evaporadizo, mandó la pelota por arriba. En el otro arco, las intervenciones de Diego Barreto ya se habían hecho más continúa, decisivo en el 59' cuando negó el gol a Cristian Rodríguez.

Ante la necesidad, Chiqui Arce jugó sus cartas con Jorge Salinas y Fredy Bareiro en detrimento de Alejando Silva y Pablo Zeballos, ambos con aportes a cuentagotas. Poco después apostó por Nery Cardozo como última opción para procurar el empate.

Presionado por el enemigo mayor, el reloj, Olimpia despobló la trinchera e instaló más hombres en zona de ataque. No obstante, el equipo argentino nunca acertó en el contragolpe, aunque pudo sentenciar el choque denominado "reyes de copas" con Zárate, pero el asistente levantó erróneamente el banderín.

El aliento incesante de la hinchada mantuvo las energias en las piernas y el Franjeado intentó con lo que pudo. Los remates de Salgueiro y con los juegos aéreos de Carlos Rolón y Miguel Paniagua. Pero finalizó el tiempo reglamentario, y después se esfumó también los cinco de adición, sin que el decano pudiera evitar el frustrante empate y la eliminación copera.

¿Qué te pareció la noticia?
0