El efecto Cabrera

      Embed

La sanción de la FIFA para Bolivia por la alineación irregular de Nelson Cabrera en juegos de Eliminatorias fue un terremoto con epicentro en el corazón de la tabla de posiciones que afecta las pretensiones de varias selecciones que anhelan alcanzar las plazas al próximo Mundial en Rusia.

El paraguayo, ex jugador de Cerro Porteño, nacionalizado boliviano, formó con la selección verde en los encuentros frente a Perú y Chile por la jornada 7 y 8, respectivamente, de las clasificatorias sin tener la radicación requerida por la norma y por eso el órgano rector del fútbol, tras la protesta de las selecciones afectadas, decidió castigar al conjunto del altiplano con la pérdida de puntos.

La determinación modifica el escenario, complica a unos y da vida a otros contendientes en busca de los cupos mundialistas.

Chile fue el más beneficiado con esto, ya que de 14 pasó a tener 16 puntos, ubicándose en el repechaje y desplazando a la Selección Argentina por tener mayor cantidad de goles. Los dirigidos por Pizzi salen a flote, pero el calendario le depara Colombia, Uruguay y Argentina.

Paraguay quedó en la séptima posición con 15 unidades y deberá redoblar la apuesta, jugar como una final con Perú el 10 de noviembre en el Defensores del Chaco. La Albirroja depende de sí misma, pero ahora con un margen de error más estrecho. Los incaicos suman 11 puntos tras el fallo de FIFA, lo que significa una gran bocanada de aire para los hombres de Gareca, oxígeno para seguir con vida.

Argentina, por su parte, está viviendo una pesadilla cada vez más oscura. Si el hecho de quedar en la zona de repechaje ya representaba una espinosa realidad para la Albiceleste, quedar afuera de la zona de clasificación, como ya ocurrió camino a Francia 1998, lo es mucho más. Pero las complicaciones no terminan ahí para Messi y sus amigos, ya que deberán buscar puntos en el clásico sudamericano ante Brasil y luego recibir a Colombia.

Por último Bolivia, con 4 puntos tras el castigo disciplinario, queda prácticamente eliminada de la lucha, pero sin la presión puede convertirse en juez de estas Eliminatorias jugando en la altura de La Paz. Excluyendo a Brasil que tiene allanado su camino, Paraguay, Argentina y Chile, deberán tocar las puertas del cielo sudamericano para alimentar sus sueños y bolsas de puntos para ir al Mundial.