Guaraní viernes 08 de julio de 2016

El envidiable césped del estadio Rogelio Livieres

La pelota se moverá sobre un gramado con similitud a una alfombra desde esta tarde en la toldería. En lo que resta del año, el aborigen tendrá uno de los mejores campos para la práctica del deporte.

Desde las 17.00, el balón rodará en Dos Bocas, partido en el que Guaraní y Rubio Ñu buscarán en un atractivo juego lograr los tres primeros puntos del Torneo Clausura.

Es la primera vez que el campo de juego en su estado actual sentirá el placer del fútbol sobre sí, ya que el entrenador del equipo local, Francisco Arce, realizó un pedido total en pos de mantener en las mejores condiciones posibles el pasto del Rogelio Livieres.

De tal manera a que su cuadro pueda desplegar la estrategia a puro toque sútil y seguro al raz del suelo, como el mismo impone y mostró en todos los equipos que le tocó entrenar.

También para 'evitar accidentes', como aquel ocurrido al portero Alfredo Aguilar en el choque entre su equipo y Sol de América por la fecha 21 del torneo Apertura 2016. Aguilar intentó despejar un balón retrasado por su defensor, pero desafortunadamente la pelota picó justo antes que pueda realizar el rechazo y terminó en las redes.

      Embed


¿Qué te pareció la noticia?
0