Torneo Clausura 2016 viernes 21 de octubre de 2016

El Matarife consigue un triunfo vital y sale de la zona roja

General Caballero se hizo fuerte en La Arboleda y consiguió un triunfo revitalizador frente a Rubio Ñu en el marco de la fecha 15 del torneo Clausura. Richard Franco hizo la diferencia.

El conjunto de Zeballos Cué logró un gran triunfo en el campo de Rubio Ñu este viernes en el marco de la fecha 15 del campeonato Clausura 2016. El volante Richard Franco anotó el solitario tanto para sacar de la zona roja, al menos de forma momentánea, al Matarife.

Por su parte, el equipo albiverde no puede romper la sequía que se prolonga a 10 partidos sin poder conocer el sabor de la victoria. El cuadro de Pérez mostró un rendimiento muy opaco en la etapa inicial, reaccionó en el complemento, pero no fue suficiente para evitar la derrota.

EL PARTIDO. General Caballero consiguió el premio a la insistencia al filo del descanso. El visitante martilló muchas veces contra el arco de Tobías Vargas, cuya seguridad parecía invulnerable hasta que la pelota quedó a merced de Richard Franco en el minuto 46.

El volante más importante del cuadro rojo se soltó y aprovechó la opción para romper la paridad reinante en La Arboleda y darle la ventaja merecida por lo hecho en la etapa inicial. Hasta este tiempo el Matarife fue amo y señor del campo, del balón y de las situaciones más importantes.

Antes Osmar Leguizamón, en el minuto 21, había despilfarrado un gol cantado, en una jugada en la que no pudo con la reacción de Tobías. La superioridad era evidente en el terreno de juego. Como preludio de la conquista, Matías Espinoza había fallado de cabeza cuando el portero local solo miraba cómo la pelota sacaba lustre a su palo derecho.

El equipo de Goyo Pérez no hizo un buen primer tiempo, muy débil en la marca. Piris Da Motta dejó evidencias que aún le falta ritmo futbolístico y quedó lejos de las batallas principales. Ni el ingreso de Héctor Bustamante pudo dar nuevos aires y posibilidades de gol a Fabio Escobar, que cuando pudo anotar estaba en posición adelantada.  

En el complemento, el local entró con otra actitud y casi lo empata a tres minutos del reinicio con el Torito Bogado. El crédito de Trinidad se mantuvo en cercanías del arco de Rubén Escobar, contó con varias opciones de pelota quieta, pero careció de eficacia para poner la guinda a su reacción.  

El Matarife cuidó su estructura defensiva y después salió de contragolpe para llevar peligro en ataque. Pudo meter otro golpe, pero Richard Franco pecó de egoísta y en vez de habilitar a José Ñamandú eligió rematar cuando el delantero estaba solo para ajusticiar a Tobías.

Rubio Ñu fue pura ganas, con Piris Da Motta como abanderado, mucho mejor en su versión en el complemento. Godo Pérez prescindió de un delantero de oficio como Fabio Escobar y apostó por la dinámica de Marcelo Ferreira.

El Matarife se abroqueló en la parte defensiva, resistió y logró un gran triunfo en la Arboleda para seguir soñando con la salvación de categoría. El conjunto rojo acumula 15 unidades en el campeonato Clausura, mientras que el cuadro albiverde no consigue levantar y queda en el pozo con 10 puntos.

¿Qué te pareció la noticia?
0