Mundial Sub 17 miércoles 14 de octubre de 2015

El Mundial sub'17, un trampolín para las figuras del futuro

¿Qué tienen en común Fernando Redondo, Luis Figo, Neymar, Alessandro Del Piero, Ronaldinho, David Villa, Carlos Tévez y Xavi Hernández?

Más allá de que son o fueron enormes jugadores de fútbol, todos tuvieron como trampolín un Mundial sub'17 como el que se disputará en Chile del 17 de octubre al 8 de noviembre.

El torneo es un escaparate donde salen a relucir las jóvenes promesas que en pocos años más probablemente dominarán el panorama futbolístico mundial.

En los quince mundiales de la categoría que se han disputado desde 1985, siempre han surgido adolescentes talentosos desconocidos hasta entonces, pero que unos años más tarde llenaron páginas de periódicos deportivos y horas de tertulias en la radio.

En el Mundial sub'17 de 1985, en China, apareció el argentino Fernando Redondo, que ya daba muestras de la técnica exquisita que unos años después lo llevaría a triunfar en el Real Madrid.

En 1989, en Escocia, daba sus primeros pinitos un portugués llamado Luis Figo, y un par de años después el Mundial de Italia fue especialmente prolífico con el descubrimiento del argentino Juan Sebastián Verón, el italiano Alessandro Del Piero y el brasileño Adriano.

La copa de 1993, disputada en Japón, sirvió para conocer las atajadas de Gianluigi Buffon y la clase de Francesco Totti, que en 2006 se proclamarían campeones del mundo con la selección de Italia.

En 1995 el torneo se jugó en Ecuador y en las filas argentinas figuraban Esteban Cambiasso y Pablo Aimar, que posteriormente tuvieron una larga trayectoria en el fútbol europeo.

En el arco brasileño estaba Julio César, que comenzaba una larga carrera futbolística que lo llevaría a jugar más de ochenta partidos con la Canarinha, incluidos los mundiales de 2006, 2010 y 2014.

En el Mundial sub'17 de 1997, en Egipto, Brasil logró su primer título con una gran final de un joven delgado y sonriente llamado Ronaldinho, que siete años después maravillaría al mundo con la camiseta del Barcelona.

Ese mismo año jugaron en la selección española el arquero Iker Casillas, el centrocampista Xavi Hernández y el delantero David Villa, piezas fundamentales en la etapa dorada del fútbol español con la obtención de la Eurocopa en 2008 y 2012 y el Mundial de Sudáfrica 2010.

En 2001, en Trinidad y Tobago, apareció en escena Carlos Tévez con la Albiceleste y Fernando Torres con el equipo español, y un par de años después, en Finlandia, Cesc Fábregas dio algunos indicios de la calidad Junto a su compatriota David Silva.

El Mundial sub'17 de Nigeria, en 2009, marcó la irrupción del alemán Mario Götze, el brasileño Neymar y el español Isco, figuras indiscutibles en los mejores clubes del mundo.

Resulta difícil saber quién brillará en Chile, aunque no hay ninguna duda de que en unos años más echaremos la vista atrás y recordaremos que el futbolista del momento ya apuntaba buenas maneras en el Mundial sub'17 que se disputó en el país austral. EFE

ETIQUETAS

¿Qué te pareció la noticia?
0