Olimpia lunes 16 de marzo de 2015

El "Señor de la mediacancha" cuelga los botines para asistir al Chiqui

Carlos Humberto Paredes, símbolo del Olimpia, cuelga los botines después de una prolífica trayectoria para formar parte del nuevo staff técnico de Francisco Arce.

Después de dos décadas de jugar al fútbol, gran parte defendiendo los colores del Decano,  empujado por una especial coyuntura es momento de dar un paso al costado para seguir en otra faceta en el club de sus amores.

El "Señor de la Mediacancha, formará parte del nuevo staff técnico del Olimpia y trabajará muy de cerca con Francisco Arce, que hoy se cruza la vereda para asumir un desafío en el otro grande del fútbol paraguayo.

Al principio hubo mucha resistencia para la contratación del extécnico de Rubio Ñu, de la Selección Paraguaya y de Cerro Porteño, pero luego llegó la solución al plantearse que Paredes sea el asistente del Chiqui, lo que fue aceptado y facilitó el acuerdo para dar el visto bueno a la venida de un hombre que tiene una identidad plena con el conjunto azulgrana, acérrimo rival de los de Para Uno.

De este modo, Carlos Humberto cierra una etapa prolífica de 20 años como futbolista profesional e incursiona en la dirección técnica en compañía de Arce para aprisionar los primeros preceptos de quien fue su compañero en algún momento en la Albirroja.

Su estadía en Para Uno se divide en tres etapas desde su debut oficial producido bajo la conducción de Luis Cubilla (1995-2000/ 2008-2009/ 2011-2015), siendo la primera la más importante y que le posibilitó subirse al pedestal de la idolatría.

Durante los 10 años como franjeado, el mediocampista saboreó de cinco títulos con la camiseta que ama allende a lo prefeional (1995-1997-1998-2.000 y 2011).

Es innegable el carácter, la determinación y la gran personalidad que adosó a su juego en su hábitat: la mediacancha. Esas mismas cualidades le valieron su apodo, que acaso resume con autenticidad sus virtudes como jugador.

Hoy a los 38 años, el que fuera además el capitán más joven en la historia del club con solo 20 años, deja a un lado el short y los botines para tomar apuntes y asistir al Chiqui en el banquillo, pero siempre en el Olimpia.