Fútbol Internacional domingo 15 de mayo de 2016

El Sporting de Tonny se salva; Getafe y Rayo, condenados

El Sporting de Gijón, del delantero paraguayo Antonio Sanabria, certificó la permanencia en la Primera División española tras su victoria sobre el Villarreal (2-0) y la derrota (2-1) en el campo del Betis del Getafe, que acompaña en el descenso al Rayo Vallecano, cuyo triunfo ante el Levante (3-1) no le valió de nada.

Fue el fin de temporada perfecto para el Sporting. Dependía del Getafe. Necesitaba que no ganara en el Benito Villamarín y vencer al submarino amarillo. Y le salió todo redondo.

Se adelantó rápidamente por medio de Jony Rodríguez (m.8) y el Getafe notó la presión. Al descanso la situación favorecía al Sporting, pero no era definitiva porque un gol del cuadro del argentino Juan Eduardo Esnaider le otorgaba la salvación.

En cambio, en el segundo periodo el Betis, que no se jugaba nada, como el Villarreal, acabó de un plumazo con las ilusiones getafenses y relanzó las sportinguistas con los goles del argentino Germán Pezzella (m.56) y de Rubén Castro (m.73, de penalti).

Sergio Álvarez amplió la cuenta del Sporting en El Molinón a falta de once minutos. Comenzó la fiesta en Gijón pese a que el Getafe quiso morir de pie y acortó distancias con un tanto de Álvaro Medrán (m.84).

El Getafe necesitaba un milagro de dimensiones estratosféricas. No llegó. Apenas tuvo opciones de revertir la situación y acabó por no aprovechar el depender de sí mismo para bajar a la Liga Adelante tras doce campañas seguidas en Primera.

Decepción, lágrimas y enfados en el césped del Villamarín y fiesta por todo lo alto en El Molinón, que al final vivió una invasión de su enfervorizada afición para disfrutar con una permanencia muy sufrida pero que se ha ganado con un gran valor y una plantilla llena de juventud e ilusión dirigida por Abelardo Fernández.

El Rayo, que dependía de que pincharan Getafe y Sporting, no falló ante el colista Levante, al que derrotó por 3-1, pero no le valió para alcanzar la permanencia.

Pablo Hernández y Jozabed Sánchez sentenciaron el partido pronto. El cuadro de Paco Jémez quedaba pendiente de que el Villarreal al menos sacara un empate en Gijón, pero no se dio el caso.

José Antonio García 'Verza' acortó distancias de penalti (m.60), pero el venezolano Nicolás Fedor 'Miku' rubricó (m.73) el triunfo del Rayo en su despedida de Primera, la victoria más amarga.

El fútbol madrileño, por lo tanto, perdió de tacada dos de los cuatro equipos que tenía en Primera, aunque podría recuperarlos si el Leganés y el Alcorcón rematan su magnífica temporada en Segunda.

La Liga 2015/16 se cerró con la cara más dura, la de la amargura de los descendidos, y la más feliz, la del equipo que lograba la permanencia.

En este último día, el Málaga goleó a Las Palmas por 4-1 con un doblete del brasileño Charles y certificó la octava plaza, y el Espanyol también superó al Eibar por 4-2 con sendos dobletes de Gerard Moreno y Marco Asensio. EFE