Copa América domingo 28 de junio de 2015

El Topo, el quinto caudillo, escarba cada vez mejor

Con Néstor Ortigoza, sin él, y ahora alternando compañeros en el corazón del mediocampo, en este último encuentro Ramón Díaz insertó a Eduardo Aranda a su lado, el 'Topo' Cáceres escarba cada vez mejor una parcela del campo que resulta trascendental, ya que dinamitar el centro es como socavar la estrategia del rival.

POR ALCIDES BENÍTEZ - EN TWITTER @alcyBenitez

El jugador del Flamengo, de 30 años, repitió ante Brasil un encuentro de envergadura, de altísimo vuelo, aplicado en todo, sirvió de ahogo y desahogo. Como lo viene haciendo, Cáceres quitó, 'fraccionó' e hizo jugar, atreviéndose incluso a mandar el pase largo ante la ausencia de un creativo especializado que evidenció su ascendencia en el equipo.

Alejado del barullo mediático, el auge profesional del experimentado mediocampista llegó a su cumbre en este torneo. Sacando los primeros 45 minutos frente a Argentina, que fue horrible de parte de todos, el nivel del ex Libertad es un reflejo de esa convivencia con jugadores de jerarquía que militan en el fútbol brasileño cuya competencia le enriquece enormemente.

Discutido como los otros pretorianos de la vieja guardia paraguaya como Justo Villar (37), Paulo Da Silva (35), Roque Santa Cruz (33) y el mismo Haedo Valdez (31), el más expresivo de la selecta nucleación, el "volante de quite" adopta su rol en el silencio y es el quinto caudillo de una generación –como lo viene demostrando- se rehúsa al olvido.

Víctor presume del mismo pedigrí que los anteriores, consciente que en las citas grandes hay que sacar pecho, meter músculo y eso es precisamente lo que hizo el futbolista en Concepción. Su capacidad de barrer el peligro sin brusquedad, y luego aportar sentido común a la entrega del balón, porque no sirve lo uno sin lo otro, lo posiciona como el timón indiscutible.

Esta evolución -que se remarca- lo lleva a pisar con más autoridad el ancho del terreno, una misión denegada en la era de Gerardo Martino. En aquella época en la que se enredaba la actitud con la garra, finalmente el elemento paradigmático al que se atribuyó el éxito de Paraguay, la función de este jugador consistía en dedicar su ajetreo muy cerca de los centrales.

LOS NOVATOS Y LA AVALANCHA DEL TIEMPO SOBRE LOS VETERANOS
      Embed
Viendo que el recambio atosiga a la Selección, en el que los más veteranos se muestran 'incombustibles', pero se sabe que todas las cosas tienen fecha de caducidad, el 'Topo' es uno de los que está en edad todavía –todo dependerá de su nivel- para aguantar la avalancha del tiempo en una Albirroja que debe apresurar el injerto de piezas nuevas para su refundación total.

Los otros jugadores, actuales subcampeones de América y cuarto-finalistas en el Mundial del 2010, ya están agotando el fuelle, pese a dar en el ocaso de sus carreras potreras satisfacciones a la afición nacional, que en su escepticismo inamovible, desestimó en demasía el amor propio de una generación de leyendas que encara en Chile la última competencia juntos.

La historia repetida frente a los pentacampeones del mundo para avanzar a las semifinales de la Copa es un almíbar para todos, pero queda atrás del objetivo en vista que es la clasificación a la Copa del Mundo de Rusia 2018, que para su logro necesitará de un equipo rejuvenecido que no solo apela a la condición física.

En el encuentro contra Brasil en el que la Albirroja no hizo el "partido perfecto" que advirtió Cáceres en la previa del choque, porque necesitó encomendarse de vuelta a los penales y al sacrificio ante un rival deslucido, dejó demostrado que hay que dar mayor protagonismo a los Derlis, Bruno, Piris, Pájaro, el mismo Romero, jugadores que no se esconden y que ya pueden calibrar el peso de la Selección, que tiene hoy a un 'Topo' escarbando cada vez mejor.

¿Qué te pareció la noticia?
0