Cerro Porteño sábado 14 de febrero de 2015

Era fundamental tener un partido así, asegura Sergio Díaz

Sergio Díaz por fin conquistó Luque donde la temporada pasada Cerro Porteño perdió el campeonato. "Era un partido especial", tiró el carasucias después de erigirse en figura con un golazo, el noveno en Primera División, y con el que el Ciclón sentenció el encuentro.

Sergio Díaz volvió a Luque, lugar del que no guardaba buenos recuerdos desde el año pasado. Es que en el torneo Clausura 2014 Cerro Porteño perdió un partido clave por el título ante el crédito local y el "chico maravilla" estuvo el ojo de la tormenta al desperdiciar una de las tantas chances.

Este sábado, tras la gran victoria en donde fue una de las figuras del compromiso dejó estas sensaciones. "La verdad que fue un partido muy especial, por lo que pasó el año pasado, por lo que se dijo de mí", fueron las primeras palabras del delantero.

"Más que nada jugué por mi familia, para mí era fundamental tener un partido como el de hoy", recalcó. Sergio señaló que estaba "muy confiado como el año pasado" y se mostró feliz por anotar el tanto que dio tranquilidad al Azulgrana.

SU FORMA DE SER. Díaz aseguró que no es "soberbio" como se dice de su carácter y que trabaja con humildad, virtud infundida por sus padres. "Es solamente mi forma de ser, nada de soberbia, soy un chico con mucha humildad, eso me enseñó mi familia", sentenció a la Televisión.

Cerro Porteño ganó un gran partido al Sportivo Luqueño este sábado para llegar a la punta del torneo Apertura (3-0). Los goles fueron azulgranas llegaron por intermedio de Miguel Paniagua, Sergio Díaz y José Otigoza.