Fútbol Internacional domingo 15 de mayo de 2016

Evacúan el Old Trafford por un "paquete sospechoso"

El partido de este domingo entre el Manchester United y el Bournemouth, correspondiente a la trigésima octava y última jornada de la Premier League, fue suspendido después de que se encontrara un paquete sospechoso en el estadio de Old Trafford.

"Tras hallar un paquete sospechoso en la parte noroeste del estadio, el partido ha sido suspendido por consejo de la policía", informó el club inglés mediante un comunicado publicado en su página web y en su cuenta en la red social Twitter.

"Aquellos que estén en Old Trafford deben quedarse sentados en sus asientos mientras la entrada del estadio se va vaciando de los aficionados que ya han sido evacuados", añadió.

El encuentro, que debía comenzar a las 15:00 hora local (14:00 GMT), fue retrasado inicialmente después de que el delegado del United le comunicara al árbitro de la contienda, el inglés Jon Moss, que había "un incidente en algún lugar del estadio".

A las 14:40 hora local se anunció a los miembros de la seguridad del estadio que pusieran en marcha la "operación código rojo", por lo que comenzaron a evacuar a las 20.000 personas que se habían congregado en las gradas norte y oeste del recinto, denominadas Stretford End y Sir Alex Ferguson Stand, tradicionalmente de los aficionados locales.

El árbitro retrasó el pitido inicial durante 45 minutos, hasta las 15:45 hora local, pero a las 15:13 hora local se tomó la decisión de suspender definitivamente el partido.

La Premier League, a través de un comunicado en su página web, defendió el aplazamiento del choque y afirmó que la decisión de suspenderlo se tomó "después de que la Policía alertara de la necesidad de investigar el paquete sospechoso".

"Es perfectamente normal que el Manchester United y la Premier League antepongan la seguridad de los aficionados y de los trabajadores. La decisión de suspender el partido se tomó después de que la Policía alertara de la necesidad de investigar el paquete sospechoso", añade la misiva.

"La Premier League intentará que se juegue el encuentro lo antes posible, y así se lo hará saber a los seguidores. Suspender los partidos es siempre el último recurso y pedimos perdón por cualquier inconveniente que hayamos causado a los aficionados, pero creemos que, dadas las circunstancias, entenderán la decisión", señaló.

Según aseguran los medios de comunicación británicos, el paquete sospechoso se encontró en uno de los baños de la parte noroeste del estadio y es un teléfono con cables conectados.

La Policía de Manchester ha informado de que expertos de la unidad especial de desactivadores de explosivos están en Old Trafford "en estos momentos ayudando a la Policía"

"La Policía de Manchester está trabajando codo a codo con el Manchester United para investigar el paquete sospechoso encontrado en Old Trafford", dijo en su cuenta oficial de Twitter.

"Expertos en desactivación de bombas están ahora en Old Trafford estudiando el paquete sospechoso que se encontró antes del partido", añadió la Policía. EFE

¿Qué te pareció la noticia?
0