Fútsal FIFA martes 04 de abril de 2017

Fernando de los Santos, una cara nueva en la Selección de fútsal

La Selección Paraguaya de fútsal FIFA se apresta para estrenarse en otra Copa América. 14 futbolistas fueron llamados por el entrenador Carlos Chilavert a la cita, entre ellos Fernando de los Santos, un joven pivot que en base a empeño y tenacidad busca sumar para la Albirroja.

Por Pedro Lezcano - @pedritolezkano

Fernando de los Santos, a sus 23 años, es una de las caras consideradas nuevas de la Selección Paraguaya que sobre el hermoso parquet del Aldo Cantoni, de la provincia de San Juan, Argentina, buscará junto a sus compañeros, desde el 5 al 12 de abril próximos, mejorar la última presentación continental en el 2015: El vicecampeonato.

      Embed
Vista del estadio Aldo Cantoni en San Juan. Foto: @elshowdelfutsal

El mismo, como el brasilero nacionalizado Wilson Netto o el guardametas Néstor Adorno, jóvenes que conoceremos en las próximas fechas, resulta parte del proceso de renovación de las figuras que vive nuestra selección de fútsal FIFA. Un equipo de corta edad pero con mucha experiencia, en donde los nombres más curtidos pasan por los de los arqueros Carlos "Lilo" Espínola, Gabriel "Tutu" Giménez o el capitán Juan "Cholo" Salas y su hermano Javier, quien llega directamente desde Italia.

Además están los Hugo y Francisco Martínez, así como Richard Rejala, Juan Morel, Pedrozo, Joel Recalde y Alejandro Brítez. Hombres conocidos en el círculo, todos bajo la tutela de alguien que sabe y mucho, como sin dudas lo es Carlos Raúl Chilavert.

INICIOS. De niño, Fernando dio sus primeros pasos en la pista del hoy desaparecido Acosta Ñu de San Lorenzo, mientras a la par y más en la adolescencia optó por probar suerte en el fútbol de campo.

Sobre el césped destacaba, pero definitivamente lo suyo era el cemento de los escenarios del salonismo urbano. A los 18 años asistió a una prueba para jugadores en la Universidad Católica de Asunción, a priori la idea era obtener una beca para la carrera de ingeniería electrónica. Ser jugador de selección no era parte de los planes, tener de referentes a César Riveros, bicampeón del mundo en fútbol de salón, o a un tal René Villalba después, tampoco.  

Un promedio de nota 3, en la parte académica, no resultaría demasiado impedimento y pronto empezaría las dos carreras. Es que estudiar y entrenar al mismo tiempo, aunque parezca difícil, no siempre es una utopía para los bendecidos.

  
Ya inserto en el cuadro escolástico, en principio en la Liga de Honor, disputó pocos partidos, pero como el mismo lo dice: "Empezaba a ver lo que era este deporte". Tres años después se convertiría en el líder de aquel equipo universitario que a su forma daría pelea a los tradicionales en la Liga Premium.

Terminada la Premium en el 2014, Fernando fue a préstamo a su ciudad natal, a lucir la remera del Sporting Florida en la Liga Sanlorenzana, tiempo después haría lo mismo pero por el Barrio Guaraní, su último equipo y el de gran parte su familia, antes de ser fichado por Cerro Porteño, el actual campeón de la Copa Libertadores en la disciplina y una de las principales instituciones del país.

ASCENDENTE. En paralelo, la Liga Nacional estaba en las puertas, entonces la UCA lo volvería a citar para pugnar por sus filas. Fer se encontraba dispuesto a ello, hasta que un mensaje en la lista de chats le abriría otra puerta. José Asunción Sánchez, técnico del Ciclón, firmaba el whatsapp.

"No todos los días uno tiene esa oportunidad de jugar en Cerro, yo ya había empezado todo con la UCA, pero consultando con gente de mayor experiencia tomé la decisión de ir a Cerro. Hablé con el presidente y me dijo que en principio querían contar conmigo por tres años", señala el atacante sentado en las graderías del estadio Juan Ciriaco Ibarra, mientras observa un entretenido once versus once, horas antes de partir al aeropuerto.

Posteriormente, el día en que se presentó a la práctica azulgrana -como con un santo aparte- recibió otro texto en que lo invitaban a ser parte de la Albirroja para un juego amistoso ante la Brasil del mítico Falcao. Antes ya había sido invitado para otras cruzadas no oficiales, pero aquella citación era especial.

Su cabeza se llenó de alegría y con entusiasmo vivió un momento épico. Volvió luego para ser parte del proceso de las Eliminatorias camino al ecuménico de Colombia 2016, donde Paraguay caería frente a Irán en cuartos de final. Él no había quedado en el plantel mundialista y aquello en lo personal le significaría un golpe duro. Claro, cuando las cosas llegan de golpe, resulta complicado asimilar todo para cualquiera.

SUPERACIÓN. Pese a la adversidad emocional, la situación no consiguió amilanarlo y así continuó trabajando más en la búsqueda de su propia superación. Ya puesto en el conjunto de Barrio Obrero, sitial desde por fin llegó la oportunidad, el momento en el que desde el lugar que le toque aportar, asegura que dejará todo.

"Chilavert me llamó y me dijo que quería contar conmigo, empezamos a entrenar desde el 15 de enero, de lunes a lunes. Uno siempre intenta mejorar el trabajo que ya hizo. Esto es un compromiso y defender la camiseta significa mucho", agrega visiblemente contento el pivot.

"La gente muchas veces no sabe lo que pasamos. No es fácil levantarse, por ejemplo, un domingo a las 06:30 para ir a la práctica, por eso a la hora de entrar a jugar, lo hacemos por nuestras familias, ellos son los que saben, los que te ponen algo en la mesa para que vos vayas a hacer lo que te gusta", se sincera.

"Para mí es un premio a todo el esfuerzo que vengo haciendo hace mucho tiempo, tanto en los clubes que me tocó defender o dentro de la Selección. Si me toca jugar, voy a poner todo", reflexiona sobre el final, antes de concentrarse en lo colectivo.

OBJETIVO. "Claro que los partidos hay que jugarlos, pero nosotros tenemos una sola opción que es campeonar, hace dos años ya se perdió la final y ahora queremos traer la Copa, hablando con el grupo y el cuerpo técnico, uno se va confiado y pensamos que podemos y que depende de nosotros", afirma pensando ya en lo que será la dura competencia lejos de casa y sin los amigos que siempre están.
      Embed
Foto: @adostoquespy

Actualmente Paraguay, en el puesto 7 del ránking FIFA, encabeza el grupo B. Uruguay, Colombia, Perú y Ecuador completan. Por su parte, la serie A se muestra habitada por Argentina, defensora del título y campeona del mundo, el siempre candidato Brasil, Chile, Venezuela y Bolivia, quien vuelve tras ausentarse el certamen pasado.

La Albirroja, presidida por el licenciado Héctor Martínez, debutará este miércoles ante el combinado de Ecuador. Hasta ahora, aunque hoy por hoy ésta ilusione más que la de Arce y los suyos, se desconoce si la podremos seguir por las pantallas de algún medio televisivo, .