Torneo Clausura 2016 viernes 16 de septiembre de 2016

General Díaz vence a Rubio Ñu en un enmarañado juego

En el populoso barrio Trinidad, la escuadra de Rubio Ñu recibió en su estadio la siempre complicada visita de un General Díaz, comprometido y exigido a sumar por encontrarse en la denominaba "zona roja" del fútbol paraguayo. El balón del partido traspuso dos veces la línea de meta y fue en favor de las Águilas. Matías Pérez desperdició un penal para los locales.  

En la vuelta de Antonio Arias como árbitro principal en Primera División, las Águilas tomaron la iniciativa en lo que respecta al dominio del partido. Ya a los 7', Cristian Gaitán generó una oportunidad clarísima en la cabecera del área local.

El futbolista birló a dos rivales y definió la jugada, el buen tiro obligó la estirada de Tobías Vargas, quien casi con las uñas desvió la trayectoria del balón y éste se estrelló en el poste izquierdo. Asustó entonces el desenlace de la acción al por cierto, poco público presente, era un claro aviso.

Lo que vino después fue muy cortado, muchas faltas adornaron el trámite del primer tiempo, lo que no desestimó lo sucedido a los 36', cuando otro ataque de los luqueños, propició un manotazo del portero Vargas, desactivando con ello un tiro de media distancia.

Pero la jugada continúo con un córner a favor de la visita. Lo sucedido tras el tiro de esquina dejó solo entrando en la zona del segundo palo a Walter Cabrera, quien no falló y ante la floja respuesta de la defensa Ñuense, sencillmente la mandó a guardar. Era el primero del partido y el que fijaba el marcador que perduraría hasta el final de la primera etapa.

En la segunda parte, Mario Jara adelantó a su cuadro, obligando a los de Héctor Marecos a la ocpción del contragolpe. Fue así como a los 60', Édgar Zaracho pudo conseguir el segundo del partido, pero Tobías impuso su humanidad en el mano a mano y evitó lo que pudo ser otra caída de su valla.

La presión ñuense consiguió la sanción de un tiro penal sobre los 70', Matías Pérez fue el encargado de hacer cumplir la pena máxima, pero pateó fuerte y arriba. El balón se perdió por sobre el travesaño.

El fallo de Pérez animó el ataque de las Águilas, y 4'después Édgar Zaracho ensayó un zapatazo, Vargas hizo vista y el balón se metió en ese hueco donde tejen las arañas. Un verdadero golazo.

Posteriormente el partido se calentó, y ambos equipos quedaron con 10 hombres sobre el campo. Óscar Ayala y Gustavo Villamayor vieron la roja directa por dos agresiones en jugadas distintas.  

¿Qué te pareció la noticia?
0