Fútbol Internacional lunes 10 de noviembre de 2014

Güiza: "Lloré muchos días por Luis Aragonés; él me hizo crecer"

El delantero Dani Güiza triunfa ahora en el Cerro Porteño paraguayo, donde mantiene la capacidad goleadora que le hizo triunfar en el fútbol español y en la selección de España, con Luis Aragonés, quien ha marcado su carrera y cuyo fallecimiento le hizo llorar durante "muchos días", según reconoce.

Güiza coincidió con el preparador madrileño en el Mallorca, en el Fenerbahce turco y en el equipo nacional. La noticia de la muerte de Luis Aragonés, el 1 de febrero de 2014, le pilló en Paraguay, donde disfruta de una nueva aventura futbolística.

"Estaba en Paraguay cuando me enteré de su muerte. Lloré muchos días. Lo pasé mal, porque él me hizo crecer y me ayudó. Nadie supo aprovecharme tanto en un campo de juego. Fue quien mejor me dirigió con diferencia. Siempre le estaré muy agradecido", dijo Güiza en una entrevista concedida a FIFA.com.

Dani Güiza, que con 34 años afronta el tramo final de su carrera, dejó atrás su experiencia como internacional. En veintiún ocasiones vistió la 'roja'. Con ella anotó seis goles.

"El gol a Rusia en la semifinal de la Eurocopa 2008" fue su mejor recuerdo para el atacante jerezano que, de vez en cuando, repasa las imágenes de momentos imborrables en su carrera. "Lo hago cuando estoy en España. Tengo todo guardado y lo vivo con la misma pasión, no me da nostalgia. Nunca se borra conseguir un título con tu país".

Cumple Güiza su sexta temporada fuera de España. Tres temporadas en el fútbol turco, uno en el malayo y dos, con esta, en Paraguay.

De España extraña a sus hijos, su familia y sus amigos. Pero no el convivir diariamente con la prensa. "Para mí siempre ha sido más complicado eso que pelear con una defensa entera", reconoció.

"Yo no soy de hablar mucho, pero la prensa se mete y complica todo. Como la fama. Hay que tener la cabeza en orden para poder lidiar con eso. No hay futbolista que no lea todos los comentarios: lees, piensas, y a veces te perjudica. Pero yo siempre dejé las críticas de lado al entrar a la cancha e intenté hacer lo mejor", subrayó.

El atacante español no ha olvidado hacer goles, su mejor tarjeta de visita. Su objetivo es "ganar todo lo que juegue con Cerro Porteño", para culminar una carrera que valora de forma muy positiva. "He tenido una buena carrera. He conseguido cosas importantes, y siempre pude dejar atrás lo malo. He logrado títulos, plata. Todo. Estoy orgulloso".

Ahora, la pretensión del jerezano, otrora máximo goleador en la Liga española y Campeón de la Europa, es "ser feliz en Paraguay". "Sigo en Cerro Porteño porque soy feliz. Esa felicidad es la que me ayuda a seguir jugando al fútbol", agregó.

El atacante español ha encontrado la estabilidad en Sudamérica después de un trayecto que le ha movido por diversos puntos y le ha hecho disfrutar de variadas experiencias.

"Cuando me propusieron venir a Paraguay acepté confiado. Entre otras cosas me intrigaba eso de la pasión del aficionado sudamericano. Yo buscaba cosas así como motivación. La hinchada de Cerro es impresionante y eso me hace sentir vivo", explicó.

"Me daba curiosidad saber si el estadio realmente se movía y si su afición era tan impresionante como se decía en Europa. Y lo es, pero con lo que vivo en Cerro ya me había dado una idea", agregó Güiza.

"El balance hasta ahora es muy bueno. Estoy viviendo cosas lindas porque este es un club grande y por la ayuda de mis compañeros, que hicieron más fácil mi adaptación. Quizás hasta me retire aquí", admitió el atacante, quien aportó tres goles en su primera temporada para la obtención del Torneo Clausura 2013. EFE

¿Qué te pareció la noticia?
0