Champions League sábado 21 de mayo de 2016

Griezmann: "Cuando me voy a la cama me vienen jugadas de la final"

El francés Antoine Griezmann, delantero del Atlético de Madrid, dijo que cuando se va a dormir le "vienen" a la cabeza "jugadas y acciones" de la final de la Champions League en Milán ante el Real Madrid, un equipo "fuerte", aunque "lo más importante" es centrarse en su conjunto.

Al atacante, el máximo goleador del conjunto rojiblanco tanto esta temporada, con 32 tantos, como la anterior, con 25, la proximidad de un duelo tan transcendente, el partido de los partidos a nivel de clubes, no varía su dinámica del día a día, ni aunque esté ya tan cercano, a sólo una semana de jugar en San Siro.

"No cambio mis costumbres. Tomo mate por la mañana con los argentinos, con Diego Godín y con Giménez y disfrutar del día, que hoy hace un tiempo increíble. Intento disfrutar. Y en el campo, darlo todo, aprender de lo que me dice el entrenador y disfrutarlo también en el campo", explicó en el día de puertas abiertas a la prensa en la Ciudad Deportiva de Majadahonda con motivo de la final.

No hay presión para un futbolista de talla de Griezmann, que incluso, después de su rueda de prensa, se sentó improvisadamente en una de las sillas dedicadas a los medios de comunicación para lanzar una pregunta a su compañero Koke Resurrección, justo el jugador que compareció seguidamente a él ante la prensa.

Se presentó como lo hacen los medios. "Hola Koke. Soy Antoine Griezmann, del Atlético de Madrid". Hubo risas y movimiento rápido de los medios de comunicación. Después, le preguntó por quién es el futbolista que se viste con más clase en el vestuario del conjunto rojiblanco, con toda la naturalidad.

Incluso ante una final de la Liga de Campeones. Ya se imagina ese choque. "Cuando te vas a la cama te vienen jugadas y acciones del partido, pero eso en cualquier partido importante es así. Luego, a la mañana, me despierto con ganas de entrenar y darlo todo para estar listo para este gran partido", expuso el delantero francés.

Calificado este sábado como uno de los tres mejores jugadores del mundo por su técnico, el argentino Diego Simeone ("Es bonito", dijo en ese sentido Griezmann), el atacante explicó que intenta "dar lo mejor cada partido y en los entrenamientos" y que tiene compañeros y un cuerpo técnico "que hacen todo para que esté a ese nivel".

"Ojalá pueda seguir así", añadió el atacante, que se supera a sí mismo cada campaña: "Antes de empezar la temporada dije que quería mejorar el año pasado. Lo he hecho. Y la que viene diré lo mismo. Ojalá lo pueda hacer. Es verdad que Lucho (Vietto), Correita y Fernando (Torres) tardaron un poco en coger el ritmo, también la exigencia del equipo, pero lo hicieron bien cuando han tenido que jugar".

Griezmann no cree que haya favorito en la final de Milán ni que el haber eliminado a Barcelona y Bayern Múnich en su camino hacia el duelo de San Siro otorgue esa condición al Atlético: "No porque hayamos ganado al Bayern o al Barcelona vamos a ganar ese partido. Será complicado, habrá que estar al cien por cien y darlo todo".

Del Real Madrid, más allá de sus individualidades, el atacante enfoca a su bloque: "Es un equipo fuerte. Siempre está ahí con los mejores, pero lo más importante es nosotros estar bien preparados, hacer un gran partido y estar preparados mental y físicamente, porque va a ser un parido duro. Y habrá que estar fuertes".

También fue preguntado por la importancia de los dos técnicos, el argentino Diego Simeone en el Atlético y el francés Zinedine Zidane en el Real Madrid. "Cada uno tendrá su táctica, las palabras antes del partido y al descanso creo que será importante. Y luego en los cambios. Los nuestros que van a empezar en el banquillo tienen que estar preparados para poder cambiar el partido", concluyó. EFE