Apertura 2015 domingo 17 de mayo de 2015

Guaraní derrota a Sol y sigue en la pelea por el Apertura

Un gol de otro partido del defensor Juan Patiño le dio un valioso triunfo a Guaraní en esta fecha 20 del Apertura en la casa de Sol de América para avivar la lucha del título con Cerro Porteño.

Mirando de reojo su compromiso copero del jueves ante Racing de Avellaneda, Guaraní visitó a Sol de América con su onceno de gala obligado a salir de la Villa con los puntos bajo el brazo que le permita alargar la pelea con Cerro Porteño y así mantener intacta su chance de conseguir el título del campeonato Apertura.

El equipo de Fernando Jubero no mostró el mejor nivel sobre el césped del Luis Afonso Giagni en donde careció de chispa en ofensiva en el primer tiempo. Aún así el compromiso contó con acciones de peligro frente a los arcos. El Danzarín habitúa a complicar a los visitantes con ese juego equilibrado que caracteriza al equipo de Jacquet.

El local defiende su parcela con fidelidad y ataca los hueco del rival con mucho orden. Así la primera fracción fue dividida, meticulosa y pareja. Al inicio las mejores sensaciones las transmitió Federico Santander, pero con el correr de los minutos los zagueros del Unicolor mejoraron la marca y le tomaron el pulso para anularlo.

No obstante el primero en entrar en escena fue Luis de la Cruz con un remate seco que terminó cerca del palo. Después el Aborigen dependió mucho de la creatividad de Julián Benítez, quien no pudo desequilibrar como acostumbra. Cuando Jubero evidenció el crecimiento de los "Dragones Azules", sacó a Rodrigo Bogarín y mandó más poder de juego con Alberto Contrera.

Por el lado de Sol, la premisa inicial pasó por no descuidar su retaguardia por lo que tuvo que seleccionar sus incursiones hacia el terreno contrario. Un remate cruzado de Arnaldo Recalde y otro muy franco de Sasá, el más peligroso de los dos, fueron las opciones más destacadas en la primera etapa que tuvo también el sello de la imprecisión.  

En el complemento, Guaraní entró más decidido y presionó más arriba coqueteando con el contragolpe del rival. Por esta vía Ignacio Miño había quebrantado a Alfredo Aguilar, pero el arquero solucionó el inconveniente en dos tiempos.

El encuentro no tuvo un dueño absoluto. Por momentos calcaba las acciones del primer tiempo e inyectaba incertidumbre en la Villa hasta que llegó el sablazo de Juan Patiño, un gol de otro partido, a los 66 minutos, para cambiar números en las tablas y mantener el sueño aborigen de alargar la lucha por el Apertura.  

El equipo de Jacquet  se mostró inalterable hasta en la desventaja. Siguió trabajando con orden para crear su chance al llegó primero mediante la pelota quieta ejecutada sin tanta precisión por Hugo Lusardi. Con el gol como renta, el Aurinegro le dio la pelota al rival, pero encogió sus líneas para cuidar su ventaja.

En los minutos finales, Contrera pudo aumentar el tanteador en el contragolpe cuando Sol jugaba con uno menos por la expulsión de Arnaldo Recalde. El equipo de Jubero terminó con sofocones, pero salió victorioso de la Villa que le mantiene a una unidad de Cerro Porteño.
ETIQUETAS

¿Qué te pareció la noticia?
0