Copa Libertadores martes 24 de febrero de 2015

Guaraní no puede y recibe una paliza de Racing en Avellaneda

Guaraní no pudo en su visita a Avellaneda y cayó goleado por 4-1 ante Racing por la Copa Libertadores. La defensa tuvo una noche para el olvido y el equipo terminó pagando caro. Milito y Bou (3) anotaron los goles de la Academia, que lidera el grupo 8. Santander marcó para el Legendario, pero no alcanzó.

El Aborigen no pudo este martes en el estadio Presidente Perón, más conocido como el Cilindro de Avellaneda, y cayó goleado por 4 a 1 ante un Racing que fue superior y supo aprovechar los errores en la defensa legendaria.

Gustavo Bou, con un triplete, y Diego Milito, marcaron los goles del equipo de Racing, que supo liquidar el expediente en la etapa complementaria. Guaraní mostró cosas interesantes en ataque y en un momento se animó al empate, pero los errores defensivos le terminaron costando caro al equipo. Federico Santander marcó el único gol aurinegro, pero no fue suficiente.

EL PARTIDO. Guaraní no se achicó en el Cilindro de Avellaneda e hizo un buen primer tiempo ante Racing. El Aborigen trató de sacarle el ritmo vertiginoso al rival y generó un par de situaciones importantes que no pudo concretar. Un error del portero aurinegro Alfredo Aguilar sobre el final de la etapa significó el gol de los argentinos.

Racing, empujado por su gran hinchada, y como era de esperarse, salió a proponer de entrada y rápidamente encontró una ocasión clara: a los 5 minutos, el uruguayo Washington Camacho se encontró con una pelota en el área y sacó un potentísimo disparo que Aguilar desvió con lo justo al tiro de esquina.

El Legendario respondió minutos después con un disparo de Julián Benítez que pasó a centímetros del poste derecho de Sebastián Saja. Guaraní, a base de toques en el mediocampo, se animaba y buscaba el arco rival.

Camacho fue el hombre que más insistió por el lado de Racing. Diego Milito, a los 30', tuvo una inmejorable oportunidad para abrir el marcador, cuando recibió solo una pelota en el área y, con Alfredo Aguilar jugado a un lado, eligió bien el palo pero su remate se perdió apenas por sobre encima del travesaño.

Y cuando parecía que el primer tiempo se iba con la igualdad sin goles, llegó el gol de Racing: a los 43', tras un pase de Diego Milito, Gustavo Bou recibió fuera del área y sacó un potentísimo disparo que le picó antes a Alfredo Aguilar y se metió al fondo del arco aborigen, para el 1-0 a favor de los locales, marcador con el cual se fue la etapa.

Al comienzo de la etapa complementaria, Guaraní recibió otra puñalada: a los 48', tras un gran cambio de frente de Luciano Lollo, Camacho controló con perfección, se metió al área y, ante el achique de Aguilar, metió el centro atrás para que Diego Milito, con el arco libre, empuje y decrete el 2-0 a favor de Racing Club.

Tras el 2-0, Racing controló mejor el partido y generó una situación muy clara para llegar al tercero y liquidar el expediente: en una contra tras pase de Milito, Bou trasladó la pelota varios metros y ante la salida del arquero, definió mal, teniendo a su izquierda a dos compañeros que la pedían para empujarla.

Fernando Jubero metió en cancha al desequilibrante Darío Ocampo para tratar de cambiar la historia, y segundo después, dicha acción empezó a dar sus frutos. A los 64', tras un pase de Ocampo, Federico Santander sacó el potente disparo que se desvió en el camino y se metió al fondo del arco local, para el 1-2 a favor del Legendario, que revivía en el partido.

Y a partir del descuento, el Aborigen creció en confianza y buscó el empate. Federico Santander se mostró muy movedizo en ataque y, junto a Julián Benítez y Darío Ocampo, llevaron peligro al arco rival.

Pero cuando parecía que Guaraní estaba cerca de lograr el ansiado empate, llegó el golpe letal: a los 79', Racing llegó al tercero por intermedio de Gustavo Bou, que recibió un pase desde la derecha y definió con el arco libre, para el 3-1 a favor de la Academia.

Guaraní quedó destrozado con el tercero del local y minutos después, a los 81', sufrió el cuarto golpe: nuevamente Gustavo Bou, esta vez tras recibir un pase desde la izquierda, definió ante la salida de Aguilar y concretó el contundente 4-1.

En los minutos finales, Racing se dedicó a cuidar la pelota ante un Guaraní destruido que lo único que quería era que el partido termine. Y así fue, el choque se fue con el triunfo por 4-1 para Racing.

Con este resultado, Racing lidera el grupo 8 de la Copa Libertadores con 6 puntos tras las primeras dos fechas. Guaraní se mantiene con uno y deberá mejorar mucho para su siguiente partido, el 10 de marzo de local ante el Deportivo Táchira.

¿Qué te pareció la noticia?
0