Reportajes Especiales lunes 19 de junio de 2017

Gustavo Gómez, un líder nato de la nueva selección

El central del Milan de Italia cuenta que, pese a las derrotas ante Francia y Perú, el plantel se fortaleció como grupo y está muy unido. "Decidimos tomar la selección".

Por Víctor Sostoa - @Vicsostoa

Externamente, la gira amistosa de la Albirroja, donde la Selección fue humillada por Francia y derrotada por Perú, fue tomada como un rotundo fracaso y generó un estado de descreimiento y desánimo generalizado.

Pero gracias a la entrevista exclusiva concedida por Gustavo Gómez a ÚH, pudimos conocer cómo impactó a los jugadores, que contrariamente a lo que se presumió (se creyó que podría repercutir negativamente en lo anímico de cara al siguiente combo), el grupo se fortaleció y muchos entendieron de que son los futbolistas los que deben influir para revertir la situación futbolística en las Eliminatorias.
"Estamos pasando por una situación difícil, pero después de esta gira, concluyo que fue una de las giras más productivas, porque se habló mucho, fuimos 90% de jóvenes, armamos un grupo, nos reunimos después del partido contra Francia, porque era necesario por lo que pasó en el partido y concluimos que era momento de armar un grupo fuerte", expresó.

"Para este tipo de situaciones, la que estamos viviendo, hay que tener un grupo fuerte, porque es el momento donde nos necesitamos todos. Estamos en una situación difícil, pero no estamos fuera. Parece imposible ganar todos los partidos e ir al Mundial. El objetivo es dar todo, porque con todo lo que pasó en el combo anterior no se debe repetir", agregó.

"Como jóvenes estamos comprometidos, siempre estuvimos pero hoy veo mayor fortaleza grupal. Agarramos la Selección, por el momento que atravesamos es hora y estamos tomando la Albirroja", aseveró con tono enérgico y emocionado.

"Después del partido contra Perú, particularmente quedé contenta, porque al menos hubo un cambio de actitud. El primer tiempo se jugó muy bien. Se notó que el grupo estaba unido y transmitía otro tipo de sensaciones. Miraba y veía que éramos todos jóvenes y dije dentro mío, así como dice (Marcelo) Bielsa: 'Es momento de tragar veneno, porque nos van a matar de todos lados'", recordó.

LA ENSEÑANZA. "El primer tiempo contra Perú no se jugó muy bien, pero estuvimos muy aplicados tácticamente, presionamos algo y estaba alcanzando con meter y meter, le teníamos controlado al rival, pero en el segundo tiempo bajamos 5% la intensidad y nos pegaron un baile. Eso no se debe repetir", confesó.

CONTINUIDAD. "Creo que uno de los errores que se cometió en la Selección es la inestabilidad. "Después de la salida del Tata (Gerardo Martino), ya cambiamos cinco entrenadores y los cinco jugaban de manera diferente. Todo eso fueron golpes para el plantel, porque no se podía determinar una línea de juego. Obviamente que los resultados influyen y se hace difícil sostener a un técnico en las derrotas, pero es importante para el proceso que se dé continuidad al trabajo que se viene realizando con este cuerpo técnico", comentó.

Finalmente, dijo que el quiera estar en la Selección debe demostrar entrenando bien y jugando mejor.

EN PRIMERA PERSONA
      Embed
Orgulloso. Gómez exhibe con orgullo la casaca gloriosa del AC Milan, su club. Foto: José Molinas.

Nací el 6 de mayo de 1993, en San Juan Bautista de Misiones, tengo 24 años. Estoy casado con Betania Jazmín Torres. Soy papá de Pía Costanza. Mis padres son José Gómez y Gloria Portillo. Mis hermanos; David, Mario y Mariela.

INFLUYERON. "Tengo un hermano mayor que es futbolista, hizo las inferiores en Olimpia, estuvo 9 años jugando en Chile y él también tiene un carácter parecido al mío. El otro hermano siguió la carrera de Policía, pero también jugó fútbol, pero se dedicó poco. Mi papá no jugaba casi al fútbol, no es que no me apoyó, pero no le gustaba mucho ir a la cancha, pero mi mamá sí, siempre estuvo, siempre me decía cuidate, mi madre fue la que más me impulsó".

INICIOS. "Comencé en la escuela de fútbol del Sportivo Obrero, que es de mi ciudad de San Juan; después fiché por un club, Capitán San Alfonso de San Ignacio, y de ahí fui al 31 de Julio, que entonces era gerenciado por Carlos Guirland donde jugué hasta los 17 años.

A los 15 años fui convocado por la Selección Nacional Sub 17 (en el 2009). Guirland le sugirió mi nombre a Jorge Campos y este convocó a dos jugadores del 31 de Julio, pero, finalmente, quedé solo yo".

"Terminó el Sudamericano Sub 17, colectivamente no nos fue bien, pero individualmente tuve un alto rendimiento y quedé en la consideración de muchos. Retorné a Misiones. Guirland arregló con el Audax Italiano para transferirme, pero como no era mayor de edad, seguí jugando en el 31 de julio. Un día me citan nuevamente para la Selección, pero ya para la Sub 20, teniendo diez y seis años. Luego fuimos de sparring a Sudáfrica y ahí la gente de Libertad se fijó en mí y terminaron fichándome".

"Llegué a Libertad a los 17 años, jugué en tres categorías casi simultáneamente (Sub18, 20 y Reserva) y seis meses después ya debuté en Primera, con Gregorio Pérez en el 2011. Recuerdo que jugaba como volante central, que era mi puesto natural".

LE HICIERON CENTRAL. "En la Selección Paraguaya Sub 20 dirigida por Carlos Picerni me cambiaron de posición. En una de las prácticas llegó el Tata Martino y le sugirió a Picerni para que me ubique de central. Se acercaron y me dijeron: 'Mira que necesitamos centrales, no estamos bien en esa posición? Y yo con tal de estar en la Selección lógicamente que accedí y no me arrepiento. Jugué ese torneo de central y no sé si de volante central hoy estaría en Milán".

LIBERTAD. "Libertad me dio todo, en todo sentido y creo que yo también de alguna manera dí todo por el club, creo que retribuí lo que hicieron por mí. Creo que soy uno de los jugadores mejor transferidos por la institución, conste que en principio solo vendieron el 50% a Lanús y luego el otro 50% a Milan. Le tomé cariño al club, veo sus partidos, tengo buenos amigos ahí".

LANÚS. "Lanús es un club increíble, modelo, ordenado, suena raro decir que existe un club ordenado en Argentina, por lo que están atravesando en estos momentos, pero Lanús siempre tuvo un trato muy transparente conmigo en todo sentido. Cuando surgió la posibilidad de ir a Lanús, hablé con Víctor Ayala y él me recomendó, me habló maravillas del club y no me mintió".
      Embed
Foto: José Molinas

FÚTBOL INTENSO. "La intensidad, el dinamismo, es un poco más rápido que nuestro fútbol, se siente la diferencia. Técnicamente creo que los equiparamos, pero en la intensidad hay diferencias y sentí el cambio, porque al llegar me costó un poco, pero después me adapté". "Pienso que ellos están un poco más actualizados, los preparadores físicos son capacitados, van a Europa y trasladan a su país.

Además, en el torneo compiten futbolistas de renombre que estuvieron en grandes ligas".
"Otro detalle que influye es que los partidos se juegan a estadios llenos".

TÁCTICO. "De Argentina a Italia también me costó adaptarme, porque allá es totalmente diferente a Argentina. El fútbol argentino es más intenso, es de mucho ida y vuelta, mientras que en Italia, si bien es cierto es intenso, existe mayor enfoque en lo táctico".

Fuente: Última Hora.

¿Qué te pareció la noticia?
0