Hablan de proyectos e ilusiona

Por ahora son tres los que entraron al ruedo y se espera que salte un cuarto, con Robert Harrison como cabeza.

Por de pronto, en la lucha por el sillón presidencial de la APF, para la asamblea del próximo 25 de abril, aparecen Ramón González (interino), Federico Acosta y Miguel Figueredo, pero más allá de cuántos candidatos hay, a los tres se los escuchó hablar de proyectos, no entraron a pisar al rival de turno, hasta hablaron bien cada uno del otro, e incluso, en especial Figueredo, no descartó descabalgar hacia un buen proyecto si se adecua a lo que él piensa también al respecto.

Creemos que no es solo discurso, creemos que es hora de que la dirigencia de la APF empiece a madurar y de hecho en la reunión, la última del Comité Ejecutivo, la forma en que se manejó todo, más allá de la contraposición de artículos del estatuto  que deberá ser corregida, fue un acto de civismo puro.

Intereses particulares tendrán, seguro, el hecho mismo de ser presidente de la APF, representarlo en la Conmebol y todo el prestigio dirigencial, (para algunos) que significa, pero les creemos cuando dicen que tienen proyectos, esa es la frase,  uno piensa que lo hacen en  función a un mejoramiento integral de la entidad.

Y dos de los enfoques a los que se refirieron de seguro tienen el total respaldo: el arbitraje y las finanzas, si el actuar, el andar de los colegiados mejora, ganaremos todos y la dirigencia se verá fortalecida.

En el tema de las finanzas también deberán ser claros,  en aquello de no solo serlo, también parecerlo, pues más allá de que la entidad sea privada, lo hacen en función al público; de hecho es la afición la que le da vida; por qué no ser claros, francos, abiertos, no solo con sus afiliados, sino con el hincha incondicional que ama el fútbol, el espectáculo que patrocina la APF.

No se descarta que surja un candidato de consenso, para nada, tampoco se descarta apoyo de uno u otro, el fortalecimiento de algún sector, todo puede pasar, los candidatos desde estas líneas nos parecen "interesantes", sin negar nuestra calificación de cada uno. Lo bueno es que se piensa en un bien común... el fútbol.