Fórmula 1 sábado 05 de septiembre de 2015

Hamilton logra en Monza su undécima 'pole' del año

El inglés Lewis Hamilton (Mercedes), doble campeón del mundo y líder del Mundial de Fórmula Uno, saldrá desde la 'pole' este domingo en la duodécima prueba del campeonato, el Gran Premio de Italia, que se disputa en la legendaria pista de Monza.

El inglés Lewis Hamilton (Mercedes), doble campeón del mundo y líder del Mundial, buscará este domingo desde la 'pole' su cuadragésima victoria en Fórmula Uno, en el Gran Premio de Italia, que se disputa en la legendaria pista de Monza, donde encontrará la firme oposición de los Ferrari, que corren 'en casa'.

Hamilton logró este sábado su cuadragésima novena 'pole' en F1, al cubrir, en su vuelta rápida, la pista del Parque Real lombardo, de 5.793 metros, en un minuto, 23 segundos y 397 milésimas, 234 menos que el finlandés Kimi Raikkonen, que festejó su reciente renovación con Ferrari con un sorprendente segundo puesto y saldrá junto a él desde la primera fila.

El inglés, de 30 años, que, tras lograr hace dos semanas, en Bélgica, su sexta vitoria del año, lidera el campeonato con 227 puntos, 28 más que su compañero y rival Nico Rosberg, demostró una vez más que es él el 'capitán' de la dominante Mercedes y, después de ser el más rápido el viernes, firmó su undécima 'pole' del año en el duodécimo Gran Premio del curso después de comandar todas las tablas de tiempos del fin de semana.

Lewis, que luce nuevo peinado, teñido de rubio platino, y llegó a Monza con un águila tatuado al cuello, fue el más rápido en el tercer y último entrenamiento, en el que Ferrari ya colocó segundo al cuádruple campeón alemán Sebastian Vettel -tercero en el Mundial, con 160 puntos-, recordando a los más despistados que el de Monza supone mucho más que un Gran Premio para la 'Scuderia', que parece levantar cabeza, tras un más que desastroso 2014.

Hamilton aguantó la presión y firmó las mejores vueltas en la primera ronda (Q1), en la que quedaron eliminados los McLaren del inglés Jenson Button -ganador del certamen en 2009- y del doble campeón mundial asturiano Fernando Alonso, sancionados de nuevo, con cinco y diez puestos, respectivamente, en parrilla; y en la segunda (Q2), en la que 'cayeron' el venezolano Pastor Maldonado (Lotus) y el debutante madrileño Carlos Sainz (Toro Rosso), que también pierde diez puestos, asimismo por sustituir propulsor.

El que no pudo con el empuje de los coches rojos fue Rosberg, flamante papá, una semana después de firmar un nuevo 'doblete' de Mercedes en Spa, que el viernes secundó al tan excéntrico como estelar Lewis en las tablas de tiempos de ambos ensayos libres.

En el último libre, Nico se conformó con ser tercero, detrás de Vettel -único que ha contestado este año el dominio de las 'flechas de plata', con triunfos en Malasia y Hungría-, que también lo superó en la cronometrada principal, en la que el hijo del mítico Keke Rosberg, ganador del Mundial de 1982 para Finlandia, acabó cuarto.

Por tanto, Hamilton buscará seguir sumando éxitos uniendo su enorme talento al potencial de uno de los mejores monoplazas de la historia. Pero con el firme acoso de Raikkonen -el último campeón del mundo en rojo (2007)- y de Vettel, que no querrán desagradar a la plana mayor de la FIAT y de Ferrari, presente en Monza.

Ni a los más que apasionados aficionados italianos, que vibraron con Alonso en 2010, cuando el genial piloto asturiano logró -después de la de 2007, con McLaren- para el equipo de Maranello su segunda victoria en el templo de la velocidad. En el que Vettel asombró al mundo ganando en 2008 con un Toro Rosso, antes de añadir victorias en 2011 y 2013, con Red Bull, 'madre' de la anterior y escudería en la que el alemán encabezó un periplo triunfal entre 2010 y 2013.

Una pista histórica donde nadie ha ganado más veces (cinco) que otro alemán, el 'Kaiser' Michael Schumacher, 'hombre récord' de la F1. Y donde Hamilton intentará subir este domingo por tercera vez a lo más alto del podio, tras firmar este sábado su cuarta 'pole' en el templo, en una calificación en la que los Williams del brasileño Felipe Massa y el finés Valtteri Bottas -que volverán a ser pareja el año que viene en el equipo de Sir Frank- reservaron tercera fila.

Justo detrás saldrá el mexicano Sergio Pérez (Force India), séptimo este sábado, en línea ascendente y que en Spa, al acabar quinto, logró su mejor resultado de la temporada. 'Checo', segundo en Monza con un Sauber en 2012, por detrás de Hamilton -ganador el año pasado- apunta alto en la pista de la velocidad máxima.

Pastor Maldonado (Lotus), único venezolano que ha ganado una carrera de F1 -el Gran Premio de España de 2012, en Barcelona-, intentará poner fin a su mala racha desde el undécimo puesto en una parrilla en la que los Manor, sobre el papel abonados a la última fila, al llevar, de lejos el peor coche, ocuparán la séptima.

Esta vez con el castellonense Roberto Merhi por detrás del inglés Will Stevens, pero como mejor español en parrilla. Los cambios de motor, con miras a mejores jornadas en Singapur, en teoría una pista más favorable para ambos, echaron para atrás a Alonso y al hijo del doble campeón mundial español de rallys, que, no obstante, no son los únicos penalizados, en la ceremonia de la confusión en la que se ha convertido la aplicación del reglamento técnico de la F1.

Carlos Sainz saldrá decimoquinto, mientras que, en una temporada para el olvido absoluto del binomio McLaren-Honda, Alonso saldrá decimoctavo, junto a Button, desde la penúltima fila. En el único Gran Premio, junto al de Gran Bretaña, presente en todas las ediciones del Mundial de Fórmula Uno. EFE.


¿Qué te pareció la noticia?
0