Reportajes Especiales lunes 03 de julio de 2017

Hernán Florentín, a 17 años del giro que le cambió la vida

Hernán Florentín cumplió el sábado pasado 40 años. El ex jugador de Sport Colombia, Boca Juniors y Selecciones Paraguayas celebra la vida

Por Lorenzo Villalba – Última Hora

En la flor de la edad,  23 años, militando en el All Boys el 28 de octubre del 2000 sufrió una caída en la que golpeó la cabeza que le provocó tres paros cardiacos antes de llegar al hospital. "Esa fecha mi hijo volvió a nacer", menciona emocionada, doña Tomasa, madre de Hernán.

El doctor Daniel Tomasone, médico de su club, fue su ángel de la guarda. "Cuando me dijo que sería difícil volver a jugar se me vino el mundo abajo, pero le abracé y le agradecí por salvarme la vida. Le dije que podría dedicarme a cualquier cosa relacionada al fútbol. Lloró conmigo y le preguntó a mi mamá: 'Cómo alimentaste a este monstruo que lucha por su vida'".

Su carrera fue meteórica porque a los 16 años ya jugaba en la Primera del Sport Colombia, que le valió para ser convocado a la Selección Juvenil que en 1997 jugó el Sudamericano de Chile clasificando al Mundial de ese mismo año en Malasia.

Su accionar fue visto por el Boca Juniors que lo contrató por tres años llegando a estar en el plantel con el mismísimo Diego Armando Maradona. "Lo más lindo que me pasó fue ser transferido al club más grande de Sudamérica. Allí me di cuenta que jugaba bien al fútbol", recordó.

Allí además jugó con otras figuras de relieve como Caniggia, los colombianos Córdoba, Bermúdez y Serna. Jugó la Supercopa, torneo ya extinto.

Integró la Selección Absoluta que hizo aclimatación en La Paz, Bolivia, y que clasificó al Mundial de Francia 98.  
      Embed

Acompañado por doña Tomasa, su madre y ángel, su padre y su hijo, el ex central juega el torneo senior en el barrio Ytororo de Ypané donde ayer marcó un gol. La arenosa cancha no es parecida a ninguno de los   verdosos campos en los que jugó siendo profesional, pero su pasión por el futbol sigue intacto.

APOYOS. El All Boys, un club del Nacional B,  pagó su operación, USD 120.000, más tres años de rehabilitación, USD 30.000 mensual, durante tres años, según cuenta Hernán.

EN DEUDA. La Asociación Paraguaya de Fútbol (APF) nunca se solidarizó con Hernán ni en sus peores momentos y es un dolor que guarda el ex central, según sus palabras. Le pidió un trabajito y no tuvo respuesta.  Justo Villar y Paulo Da Silva son los compañeros a los que está agradecido.

CON MARADONA. Cuando Maradona volvió a Boca en 1997, Hernán jugó en la previa en la Reserva de Boca. "Fue espectacular. La gente colmaba hasta las alambradas. Me temblaban las piernas". "Para mí Maradona es lo máximo. No hay otro como él. Le marcaba en las prácticas, pero le dejaba nomas (risas). Conmigo fue buena persona; me trató bastante bien".

MEJORANDO. A 17 años del accidente, la parte izquierda de su cuerpo sigue sensible, camina con dificultad, pero mentalmente está lúcido y hasta recuerda que su caída ocurrió a los 16'. Hoy en día tiene un trabajo seguro y eso lo pone feliz.
      Embed

Fuente: Última Hora  
ETIQUETAS

¿Qué te pareció la noticia?
0