Sportivo Luqueño viernes 16 de marzo de 2018

Hizo tres, quería llevarse el balón, pero se lo negaron

El delantero del Sportivo Luqueño, Nicolas Orsini, quien marcó un hat-trick en el juego ante Guaraní, criticó la negativa que le presentó el club rival, respecto a llevarse el balón del partido.  

Los tres goles que Nicolás Orsini convirtió en el 4-1 de la séptima fecha del Apertura, en el juego entre Guaraní y Luqueño, no le valieron al futbolista para llevarse la pelota a casa. El motivo: La negativa del aurinegro.

En una noche de ensueño, en el Defensores del Chaco, Orsini enseñó todo su repertorio superando en reiteradas ocasiones al uruguayo Gastón Guruceaga.

Sin embargo, cuando el argentino intentó hacerse con uno de los balones al término de la partida, éste fue sorprendido por el utilero aurinegro, quien le arrebató el esférico y lo mandó a la bolsa.  

La situación no le cayó para nada bien al delantero auriazul, quien por su parte criticó duramente al rival. "Se portaron muy mal los del club guaraní, mal gesto, pero bueno, cosas que pasan", sostuvo el atacante en contacto con Fútbol a lo Grande.

Es la segunda vez en el certamen que un mismo jugador le convierte tres goles a Guaraní. El primero había sido William Mendieta, de Olimpia, quien por entonces tampoco se pudo llevar la redonda a su hogar.  

Lo cierto y lo concreto es que no existe ningún reglamento en el deporte profesional que obligue a los clubes a regalarle la pelota a quien marque un hat-trick. No obstante, la acción no deja de ser un ademán tradicional que salvo en pocos lugares, se repite como representación de caballerosidad y agasajo al éxito en todo el mundo.   

¿Qué te pareció la noticia?
0