Torneo Apertura 2016 domingo 07 de febrero de 2016

Ineficaz Guaraní perdona la flojedad azulgrana

Guaraní y Cerro Porteño firmaron una igualdad sin goles por la fecha cuatro del torneo Apertura. El elenco azulgrana quedó en deuda a nivel deportivo. El Aborigen sumó su primer punto en la competencia.  

Guaraní mostró todas sus deficiencias en la terminación de las jugadas y dejó pasar una gran oportunidad de sembrar una victoria importante ante un desconocido Cerro Porteño. El elenco de Fabricio Bassa jugó mejor, sobre todo en el complemento, y mereció mayor premio en el Defensores del Chaco.

El cuadro azulgrana nunca encontró el rumbo futbolístico y así no pudo hacerse pesar en el mando del choque. Sergio Díaz tuvo la situación más clara en un encuentro en el que Leal no pudo reprisar su gran actuación de la fecha pasada. El equipo de Farías acumula siete unidades, pero no despeja las dudas. El rival de turno sumó su primer punto.  

EL PARTIDO. Poco y nada hizo el conjunto azulgrana en el terreno ofensivo en donde Leal fue absorbido por la marca de los centrales Juan Patiño y Julio César Cáceres. Además Sergio Díaz y Cecilio Domínguez, ubicados de volantes, no pesaron en la etapa inicial, más abocados a la tarea que no saben hacer: marcar y desdoblarse.

Además Palau no dejó ni respirar a Jonathan Fabbro y el juego azulgrana nunca tuvo un norte. Errático en el medio en donde ubicó Silvio Torales y Santana como obstructores. En 45 minutos, el equipo de Farías solamente transmitió peligro a los 20' cuando Leal mandó a la red un centro cruzado, pero desde posición prohibida. Después algunos disparos. Solo alborotos. Nada concreto ni especial.

El equipo de Bassa inyectó mucha presión a su quehacer y así lo madrugó en varios pasajes a los azulgrana. Lo más trascendente sucedió a los 25 minutos cuando Eduardo Filippini anticipó a Sergio Díaz, el juvenil metió la pierda y derribó al jugador aborigen. El árbitro pitó penal, pero el asistente lo salvó de un fallo de gran envergadura.

Y Guaraní no se fue con el marcador a su favor porque en los metros finales estuvo más apurado que certero. Iván González guió las acciones de ataque y estuvo en las tres chances claras. A los 12' disparó cruzado y débil, tres minutos después Víctor Hugo Mareco lo cruzó in extremis y en la última, a los 32', Antony Silva se encumbró con una gran atajada.

Tras el descanso, el Ciclón buscó con remates lejanos de Leal y luego tras un rebote lo secundó Sergio Díaz. El desempeño azulgrana nunca tuvo consistencia en el medio. Farías sacó de su mal partido a Torales y apostó por el despliegue de Fidencio Oviedo.

Al filo de la hora de juego, Luís Leal acercó a Cerro a la ventaja, pero disparó a la posición de Alfredo Aguilar. Posteriormente Sergio Díaz volvió a irrumpir en escena para perderse un mano a mano frente a un buen achique del arquero aurinegro.   

A este tiempo, el choque ganó en vivacidad y mejoró la versión expuesta en la etapa inicial. El elenco de Dos Bocas se perdió la más clara con Claudio Correa, solo frente a Silva, y antes había sembrado quebranto con un contragolpe que terminó en los pies de Juan Aguilar, y que fue salvado por Junior Alonso cuando el portero ya estaba fuera de acción.

En los minutos finales, el Ciclón tiró el manotazo de ahogado con un par de corridas de Leal, pero estuvo lejos de desnivelar un choque en el que mereció más el elenco aborigen, mejor estructurado en su juego, aunque evidenció al extremo su falta de gol.