Selección Paraguaya lunes 26 de octubre de 2015

Jara Saguier: Culpable real y moral de la eliminación albirroja

Carlos Jara Saguier se creyó clasificado sin completar la fase de grupos y resguardó futbolistas pensando en un partido de octavos de final que jamás llegó. Nueva Zelanda dio el golpe de gracia y la eliminación se produjo de la forma inimaginable y hasta bochornosa.

"Cometí el error de cambiar algunos jugadores pensando que íbamos a enfrentar a Brasil antes de asegurarnos la clasificación", deslizó nada más al culminar el partido el adiestrador que se laureó con la Selección Nacional Sub 23 en el recordado Juegos Olímpicos de Atenas 2004.

Aún alentado por el nivel convincente que mostró en la caída con Francia, el saldo de goles ante un equipo muy débil como Siria, en su estreno en la competencia, el juego paraguayo no daba lugar para ninguna imprudencia de este tipo. En teoría nadie puede asegurar una clasificación que aún no la consigue. En la práctica, Jara Saguier sí lo hizo.

"Estoy muy arrepentido, me siento culpable directo, fue la peor decisión que tomé como profesional", señaló este lunes en contacto con la 730 AM. "Confié en los sustitutos, hasta el más pesimista iba a pensar que con los suplentes se le ganaba a Nueva Zelanda", amplió el adiestrador que toma este revés como desafío y pese a la finalización del contrato en diciembre quiere continuar en el cargo.

Lamentablemente esta falla irremediable pone a una nueva camada en la callejuela del fracaso, la misma que viene transitando últimamente las selecciones juveniles. Antes con Víctor Genes en el Sudamericano Sub 20, de Uruguay, y ahora se repite los pasos hacia atrás con la Sub 17, en un evento ecuménico.  

Cuando aparecen este tipo de liviandad en el pensamiento de quienes dirigen una etapa trascendental de futbolistas con buenos proyectos para la Selección Mayor, el decaimiento gana a la esperanza y el sueño de abandonar el estancamiento vuelve a alejarse de nosotros.

Más allá de asumir el error, siempre hay un culpable, moral o real, en toda frustración. Y en este sentido, con sus 8 cambios, una decisión totalmente absurda, Jara Saguier se ha ganado con mucho pulso ese triste privilegio.

¿Qué te pareció la noticia?
0