Deportivo Capiatá martes 13 de diciembre de 2016

Julio Irrazábal: "No nos pueden quitar de foco"

Julio Irrazábal, referente del club Capiatá, se refirió a lo sucedido entre Óscar Barreto y Víctor Sócrates Genes, hijo del actual entrenador escobero, en la noche de ayer tras el empate ante Cerro Porteño.

"Está situación incómoda es una locura terrible, pero no nos puede quitar del foco por lo que estamos peleando. Nosotros como plantel queremos entrar en la Libertadores, seguramente mucha gente no quiere", expresó el volante auriazul en diálogo con Fútbol a lo Grande.  

Sucede que tras el juego entre Capiatá y Cerro Porteño, en el estacionamiento del Erico Galeano, Óscar Barreto y Víctor Sócrates Genes  protagonizaron un altercado y por consiguiente el directivo (quien aparentemente presentó renuncia a su cargo hace 4 meses) y el entrenador Víctor Genes, padre del anteriormente mencionado, animaron idas y vueltas con fuertes acusaciones por varios medios radiales, encendiendo la alarma en el campamento de los mitos y leyendas.  

"Hace 10 partidos venimos invictos, cuando suceden estas cosas pensamos que esta gente no quiere que se logre el objetivo. No creo que el profe nos deje a nosotros a la deriva en esta situación, no podemos darle el gusto a esa gente", agregó el futbolista.

Capiatá depende de sí mismo para acceder al cuarto cupo del certamen internacional más importante de Sudamérica y el sábado a las 19.00 tendrá que enfrentar a Sol de América, rival directo para las aspiraciones de Irrazábal y los suyos.  

"El club institucionalmente ha crecido muchísimo y nosotros estamos retribuyendo eso con resultados. La culpa puede ser de quién sea, pero salir y perseguir a alguien con arma en mano es una locura. Todos nosotros que estamos dentro del club, sabemos cómo son las cosas en Capiatá y con Víctor hemos conseguido una estabilidad impresionante en cuanto a resultados", sentenció el mediocampista en directo por la 1080 AM Monumental.

Esta tarde a las 17:00 el plantel entero se presentará a entrenar y limar asperezas en su estadio, posteriormente viajarían algunos kilómetros más hacia el interior del país con la intención de descomprimir el ambiente caldeado de las últimas horas.