Selección Paraguaya miércoles 23 de mayo de 2018

Justo Villar se despide del arco albirrojo tras 19 años

VIDEO. ¡Adiós Vaquero! Esta será la última convocatoria de uno de los porteros que más alegrías ha regalado al fútbol paraguayo: Justo Wilmar Villar Viveros.

Nacido y malcriado en Cerrito, Departamento de Ñeembucú, migrando luego, como miles de compatriotas, hasta la capital del país —en busca de un futuro mejor—,  con lágrimas en los ojos, se despidió de la Selección Paraguaya Justo Villar. Uno de los mayores símbolos albirrojos de los últimos 20 años.

"Para mí, yo nunca me voy a ir de la Selección. Eso del retiro para mí no cuenta, más bien es una despedida del campo de juego, porque uno siempre tiene una relación con la Selección. Eso va seguir siempre", expresó el portero en una emotiva conferencia de prensa en Ypané.
      Embed
Con lágrimas en los ojos. Foto: Sergio Daniel Riveros

SENSACIÓN. "La sensación es un poco difícil, son 19 de años de estar, con buenas y malas, pasando con compañeros maravillosos y creciendo futbolísticamente. Aprendiendo con la gente, sabiendo que representar al país es un compromiso muy grande. En la Selección somos familia, pasamos cumpleaños juntos, enfermedades juntos, problemas juntos. Es una sensación muy grande saber de la última que vas a ser convocado", agregó el guardametas de 40 años.

Actualmente en Nacional, recuperándose de una intervención de menisco externo en su articulación izquierda, Justo Villar tendrá, brazalete en brazo, a modo de homenaje, cinco minutos en cancha, con la camiseta albirroja. La cita será el próximo 12 de junio en Austria, cuando Paraguay mida al mundialista Japón en una contienda de carácter amistosa.

119 encuentros cumplirá entonces el "1" albirrojo. El último encuentro que disputó fue ante la Argentina, en el 0-1 a favor de Paraguay, el 11 de octubre del 2016, en juego correspondiente a las Eliminatorias camino a Rusia 2018.

      Embed

"Estoy agradecido de poder cerrar mi participación de esta manera. Es mejor hacerlo ahora que estamos bien, y poder aportar un poco, dejar el espacio a muchos chicos nuevos que están bien, que puedan crecer y aportar a la Selección.Futuro hay, la Selección es otra cosa. Ponerse la camiseta no es para cualquiera, uno cuando se da cuenta que la camiseta es la segunda piel que tiene uno, las responsabilidades son mayores. En competencias oficiales mucho más todavía, por eso hay jugadores de Selección y jugadores muy buenos en los clubes que llegan y no pueden mostrar lo mismo", complementó en charla el arquero cuyo futuro, por ahora, es incierto.  

Un momento. Consultado sobre si tuviera un momento con la casaca de la que habló, villar atinó a señalar varios y recalcó: "Hay muchos momentos duros, porque uno aprende de los momentos duros, pero pienso que siempre fueron más y maravillosos los momentos lindos. Lo de Mundial de Sudáfrica, la emoción después del partido con Japón, la Copa América, y la frutillita fue lo de poder atajar un penal contra Argentina y ganar 1-0".
      Embed
Villar en Sudáfrica. Foto: Archivo

Finalmente, con ese don humano y humildad que lo caracteriza, Villar agradeció a todos lo que fueron parte de su carrera, haciendo un énfasis particular en la gente de utileria, trabajadores silenciosos que para el mismo fueron muy importantes.  

"Gracias a todos, absolutamente a todos, a los entrenadores con los que pude compartir, a los compañeros, dirigente, asistentes, gente de utileria, esa gente que no se ve en las cámaras. Nosotros somos los encargados de representarlos en frente, y muchas veces no salen las cosas, y los más frustados son ellos, porque ellos son los que están en el día a día", sentenció.  


¿Qué te pareció la noticia?
0